Información nutricional de los granos de cacao

Consume granos de cacao para obtener todos los beneficios del chocolate sin sufrir los inconvenientes de azúcar. El sabor intenso puede agradarles a algunas personas, pero los verdaderos amantes del chocolate se deleitarán con la posibilidad de incorporarlas a una dieta saludable.

Nutrición básica

Si consume una onza de granos de cacao, obtienes menos calorías que una porción de papas fritas del mismo tamaño. Una porción de una onza contiene solamente 130 calorías y proporciona 10 gramos de carbohidratos, 4 gramos de proteína y 12 gramos de grasa. De acuerdo con la Colorado State University Extension, aunque 7 gramos son de grasa saturada, no aumentan los niveles de colesterol. También obtienes 9 gramos de fibra saludable. Los granos de cacao son un alimento libre de sodio.

Vitaminas y minerales

Los granos de cacao son ricos en potasio y magnesio. De hecho, 1 onza de granos de cacao proporciona casi 80 mg de magnesio, una pequeña cantidad de calcio y pequeñas cantidades de las vitaminas D y E, así como algunas de las vitaminas del grupo B. Es por ello que no debes contar con los granos de cacao para satisfacer una gran parte de tus necesidades nutricionales. Una porción de una onza contiene sólo el 2 por ciento de la cantidad diaria recomendada de calcio.

Beneficios

Jean Calment, una francesa que vivió hasta los 120 años de edad, atribuyó parcialmente su longevidad a las 2 libras de chocolate que consumía cada semana. No hay duda de que este alimento, incluyendo a los granos de cacao, significa un beneficio para la salud. Consume una porción de granos de cacao y recibirás un impulso de antioxidantes saludables. De hecho, el chocolate contiene más catequinas que favorecen la salud (un tipo de antioxidante), que el té verde. También puedes obtener al aminoácido triptófano, así como pequeñas cantidades de feniletilamina y teobromina; todo esto puede mejorar tu estado de ánimo.

Usos

No tienes que comer granos de cacao solos, especialmente si no te agrada su rico sabor amargo. Puedes espolvorear el yogur, el cereal y el helado para darle más sabor. Cambia un desayuno aburrido en algo espectacular mezclando unos cuantos granos con tu avena. También puedes molerlos con tus granos de café, ponerlos en batidos y añadirlos a una combinación de granos secos. Incluso pueden añadirle mucho sabor a un sándwich de mantequilla de maní.

Más galerías de fotos



Escrito por elise wile | Traducido por josué miraflores m