Información nutricional de los frijoles lima

Los frijoles lima, también conocidos como frijoles mantequilla o frijoles sábalo, llevan el nombre de la capital de Perú, donde han sido cultivados desde hace más de 6.000 años. Se trata de un plato común de verano al sur de Estados Unidos, donde los frijoles frescos son más fáciles de encontrar que en otras partes del país. Como la mayoría de los granos, los frijoles son una buena fuente de varios nutrientes diferentes.

Los fundamentos

Una porción de 1/4 de taza de frijoles lima bebés (unos 45 gramos de frijoles) tiene alrededor de 170 calorías, incluyendo 5 calorías de grasa. Obtendrás 32 gramos de hidratos de carbono, incluyendo 10 gramos de fibra dietaria y 10 gramos de proteína a partir de esa porción de limas bebé. El mismo tamaño de porción pero de frijoles grandes en realidad tiene menos calorías: Un cuarto de taza de estos frijoles tiene 150 calorías, sin calorías de la grasa. También contiene 28 gramos de carbohidratos, incluyendo 9 gramos de fibra y 10 gramos de proteína.

Importancia

Los frijoles son muy bajos en grasa y no contienen colesterol, por lo que ellos, y la mayoría de las verduras, son importantes en una dieta saludable para el corazón. Para los vegetarianos, el hecho de que una porción de frijoles, ya sean bebés o grandes, contenga alrededor del 4 por ciento del valor diario recomendado de proteínas puede ser una gran ventaja porque muchas fuentes de proteínas proceden de animales.

Beneficios

Los frijoles son ricos en fibra insoluble, que ayuda a promover la salud del tracto digestivo y previene el estreñimiento. También son una buena fuente de fibra soluble, que puede jugar un papel en ayudar a controlar el colesterol y mejorar la salud cardiovascular.

Información de expertos

Si no puedes encontrar frijoles lima frescos, los congelados y los frijoles mantequilla poseen los mismos beneficios nutricionales que los frescos, de acuerdo con el University of Florida Sarasota Extension Office's Family and Consumer Sciences Department.. Puedes utilizar los frijoles frescos y congelados indistintamente en recetas y sustituir los frijoles bebé por los grandes o los frijoles grandes por los pequeños en cualquier receta.

Advertencia

Nunca se deben comer frijoles crudos. Estos contienen linamarina, una especie de cianuro que es potencialmente tóxico. Cocinar los frijoles destruye el compuesto, por lo tanto, sólo los que han sido cocinados son seguros para comer.

Más galerías de fotos



Escrito por holly l. roberts | Traducido por mar bradshaw