Información nutricional del queso feta

El queso feta se prepara tradicionalmente usando leche de oveja, pero la mayoría de las versiones producidas comercialmente usan leche de vaca en realidad. Puedes comprar feta de leche de oveja de pequeñas granjas independientes e importado de Grecia y Bulgaria, en donde aún se utilizan métodos tradicionales. El feta tiene un sabor intenso y es muy popular en ensaladas y platillos cocinados al estilo mediterráneo.

Porciones y calorías

Una rebanada de queso feta, que pese de entre 1,33 onzas o 38 gramos constituye una porción. Una porción contiene 100 calorías, 71% de los cuales proviene de la grasa. Debido a que el queso feta está hecho de leche de oveja tiene un mayor contenido de grasa, el conteo de calorías por porción puede ser ligeramente mayor, dependiendo del productor específico y el método usado para producir el queso.

Macronutrientes

El contenido total de grasa de una rebanada de queso feta es de 8 g, cerca de un 12% del consumo diario recomendado. Sin embargo, la grasa saturada constituye 6 g de este total, cerca del 28% del consumo diario recomendado de este tipo de grasa. El contenido en carbohidratos del feta es de 2 g, y una porción de este queso contiene 5 g de proteína. Una rebanada de feta contiene 34 mg de colesterol y 424 mg de sodio. Puedes remojar el queso en agua por unos cuantos minutos antes de comerlo para disminuir su contenido de sodio, de acuerdo con PCC Natural Markets.

Minerales

Una rebanada de queso feta proporciona 187 mg de calcio o 19% del consumo diario recomendado. El calcio es importante para la prevención de la osteoporosis, cáncer de colon, dolores de cabeza y síndrome premenstrual, de acuerdo con el sitio World's Healthiest Foods, que también especifica que el calcio que se obtiene de los productos lácteos, incluyendo el queso feta es mejor para la salud de los huesos que el calcio adquirido por suplementos. El feta es también muy alto en fósforo, proporciona 128 mg o 13% del consumo diario recomendado. Otros minerales importantes presentes en el queso feta incluyen hierro, magnesio, manganeso, selenio, zinc y potasio.

Vitaminas

El queso feta tiene 0,3 mg de riboflavina, 19% de la recomendación diaria y 0,6 mcg de vitamina B12, 11% del valor diario recomendado. Contiene también vitamina A, tiamina, vitamina B6, colina, niacina, folato, vitamina K, ácido pantoténico y vitamina E.

Recomendaciones

Ya que el queso feta es alto en sodio, colesterol y grasa saturada, deberá comerse sólo como un antojo ocasional, no con cada comida. Sin embargo, los nutrientes en este producto lácteo hacen de él una buena manera de incorporar este tipo de alimentos en una dieta balanceada y saludable. El feta hecho de leche de oveja puede proporcionar más de un impulso nutricional, ya que la leche de oveja contiene niveles más altos vitaminas y minerales que la leche de vaca, explica Nutra Ingredients.

Más galerías de fotos



Escrito por bridget coila | Traducido por reyes valdes