Informacion nutricional del nabo

Los nabos son un miembro de la familia umbelíferas de verduras, relacionadas con las zanahorias, el hinojo, el apio y la raíz de perejil. Este tubérculo de color blanco cremoso es bajo en calorías, grasa y sodio, naturalmente libre de colesterol y alto en fibra y varias vitaminas y minerales.

Nutrientes energéticos

Según el U.S. Department of Agriculture Nutrient Data Laboratory, 1 taza de rebanadas de nabo crudas contiene 100 calorías y menos de medio gramo de grasa. También cuenta con 1,6 g de proteína. El contenido calórico proviene principalmente de los hidratos de carbono, con 24 g. Los hidratos de carbono son la fuente preferida de energía del cuerpo, especialmente para el cerebro. Una ración de nabos también proporciona 6,5 g de fibra, o 26 por ciento del valor diario (VDR). La fibra ayuda a reducir los niveles de colesterol LDL "malo", mejora la salud del tracto digestivo y reduce ligeramente la presión arterial.

Vitaminas

Los nabos son ricos en varias vitaminas. Una porción proporciona 38 por ciento del VDR de vitamina C, que ayuda a formar colágeno, mantener los capilares, huesos y dientes, metabolizar proteínas, y absorber el hierro. La vitamina K, que actúa una coenzima durante la síntesis de las proteínas implicadas en el metabolismo de la coagulación de la sangre y de los huesos, está presente en 37 por ciento del VDR. Los nabos contienen 22 por ciento del VDR de folato, que ayuda en el metabolismo de proteínas, previene la anemia megaloblástica, ayuda a los niveles de homocisteína en la sangre inferiores y previene defectos de nacimiento del tubo neural. También proporcionan el 13 por ciento del VDR de vitamina E, que, junto con la vitamina C, es un antioxidante de gran alcance. Los nabos tienen un 8 por ciento del VDR de tiamina y ácido pantoténico, y de 4 a 6 por ciento del VDR de riboflavina, niacina y B6.

Minerales

Los nabos son una excelente fuente de cobre, proporcionando 80 por ciento del VDR. El cobre ayuda a formar la hemoglobina y mantener huesos, vasos sanguíneos y nervios sanos. Tienen 14 por ciento del VDR de potasio, que es importante en la contracción muscular, el mantenimiento de fluidos y el balance de electrolitos en las células, el envío de impulsos nerviosos y la liberación de energía durante el metabolismo. El magnesio, que ayuda a fortalecer los huesos, fabrica proteínas, libera la energía del almacenamiento muscular y regula la temperatura corporal, está presente en el 10 por ciento de su VDR. Una porción contiene 9 por ciento del VDR de fósforo, que ayuda a construir huesos y dientes fuertes, libera energía durante el metabolismo y forma el material genético, las membranas celulares y de muchas enzimas. Los nabos contienen de 3 a 5 por ciento del VDR de calcio, hierro, manganeso, selenio y cinc.

Sugerencias de preparación

Foodreference.com recomienda almacenar el nabo sin lavar hasta por dos semanas en el cajón de verduras del refrigerador, envuelto en una toalla de papel y luego colocado en plástico. Pueden ser pelados y cortados como una zanahoria. Para hacer puré de nabo o para tostarlo, puedes dejar la piel intacta, pero déjalos remojar en agua jabonosa primero para eliminar cualquier capa de cera. Trata de combinar el nabo con otras hortalizas de raíz, como zanahorias, batatas o papas. Para asarlos, rocía con aceite de oliva y hierbas, y hornea a 400 grados Fahrenheit hasta que estén tiernos.

Más galerías de fotos



Escrito por catherine cox | Traducido por ana laura nafarrate