Información nutricional del chile habanero

Un miembro de la familia Capsicum, el habanero es un chile picante asociado con los jalapeños y paprikas. Un nativo de América del Sur y Central, así como en el Caribe, los habaneros son algunos de los chiles más picantes que hay. Los chiles habaneros tienen múltiples beneficios para la salud, pero su sabor picante significa que debes consultar a un médico antes de comerlos si tienes ardor de estómago o tienes el síndrome del intestino irritable.

Nutrientes importante tener en cuenta

Una porción de 4.5 gramos de chiles habaneros tiene 15 calorías y nada de grasa. Una sola porción de habaneros también cuenta con 3 miligramos de sodio, 1 gramo de proteína, 2 gramos de azúcar y 4 gramos de carbohidratos. La porción del mismo tamaño también tiene 1 gramo de fibra dietética. Puedes estar tranquilo sabiendo que la adición de los habaneros para dar sabor extra no va a aumentar en gran medida el contenido de sodio, grasa o calorías.

Vitamina C y potasio

Una sola porción de habaneros tiene 128 miligramos de potasio, lo cual es una cantidad relativamente alta para un tamaño tan pequeño. De acuerdo a "The Herb Society of America's Essential Guide to Growing and Cooking with Herb", los habaneros también son altos en vitamina C. Los habaneros verdes, los pimientos verdes, tienen un mayor contenido de vitamina C que sus homólogos de color rojo y naranja.

Ricos en capsaicina

Como uno de los chiles más picantes, los habaneros tienen un alto contenido de capsaicina. Un fitonutrientes, la capsaicina es un antiinflamatorio natural que puede ayudar a tratar la artritis y dolores de cabeza. La capsaicina funciona como un anti-inflamatorio al reducir la producción de tu cuerpo de la sustancia P, que es lo que causa la hinchazón y el dolor que se produce junto con la inflamación. Un estudio publicado en "Cell Signal" en 2003 confirmó que la capsaicina de los chiles mostraron propiedades antiinflamatorias.

Puede ayudar a prevenir la diabetes

Una dieta rica en chiles habaneros puede ayudar a regular los niveles de insulina, especialmente en personas que ya tienen sobrepeso. Un estudio publicado en 2006 en el "American Journal of Clinical Nutrition" concluye que la capsaicina reduce la probabilidad de los picos de insulina después de una comida. Los científicos concluyeron que el consumo regular de la capsaicina puede ayudar a los diabéticos a controlar sus niveles de insulina. Los científicos también descubrieron que las comidas que contienen capsaicina aumentan la oxidación de grasas, lo que puede indicar la capacidad de la capsaicina para regular la obesidad. Sin embargo, se necesitan más estudios en seres humanos.

Más galerías de fotos



Escrito por marie dannie | Traducido por gabriela nungaray