Información nutricional del caldo de pollo hecho en casa

El caldo de pollo hecho en casa es simple y barato de hacer, y le da un rico sabor a las recetas de sopa, guisado y cazuela. En muchos casos, el caldo de pollo hecho en casa ofrece más nutrición que las versiones compradas en la tienda, ya que puedes controlar la cantidad de grasa y sodio que le agregas al producto terminado. Conocer la información básica de nutrición es útil, ya que es la forma de aumentar el valor nutricional aún más.

Fundamentos del caldo de pollo

Una taza de caldo de pollo hecho en casa contiene 86 calorías y alrededor de 2,9 gramos de grasa, de los cuales menos de 1 gramo está saturado. La Escuela de Salud Pública de Harvard dice que limitar la ingesta de grasas saturadas al 7 por ciento o menos de tu consumo total de calorías puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades del corazón, colesterol alto y accidentes cerebrovasculares. Fabricar tu propio caldo de pollo es una manera de controlar la cantidad de grasa saturada que contienen tus recetas caseras. Retirar la grasa de la parte superior del caldo una vez que se enfríe es la forma más sencilla de lograr este objetivo.

Caldo de pollo y proteína

Una taza de caldo de pollo suministra aproximadamente 6 gramos de proteína. Eso es 13 por ciento de los 46 gramos de proteína que las mujeres necesitan cada día y 11 por ciento de los 56 gramos que los hombres requieren cada día. Tu cuerpo convierte la proteína que obtienes de tu dieta en aminoácidos, que son los responsables de reemplazar continuamente las proteínas de tu cuerpo, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Este proceso es esencial para la supervivencia y para que tus células, tejidos y músculos funcionen correctamente.

Vitaminas y minerales

El caldo de pollo hecho en casa proporciona 3,8 miligramos de niacina por taza. El Centro Médico de la Universidad de Maryland dice que la niacina es una vitamina B que ayuda a metabolizar los alimentos que consumes y también promueve la función normal de los nervios, la piel y el sistema digestivos. Esos 3,8 miligramos se traducen en un 27 por ciento de los 14 miligramos que las mujeres necesitan todos los días y el 24 por ciento de los 16 miligramos que los hombres deben necesitan diariamente. El pollo hecho en casa también proporciona pequeñas cantidades de potasio, hierro y zinc.

Caldo de pollo y sodio

La taza promedio de caldo de pollo hecho en casa contiene 343 miligramos de sodio. Si sigues la recomendación de la Asociación Estadounidense del Corazón de que limites tu ingesta de sodio a 1.500 miligramos o menos por día, esa taza de caldo de pollo es de 23 por ciento de tu límite diario. Cuando haces el caldo de pollo, no le añadas sal. Cuando se utilices el caldo para hacer recetas caseras, los otros ingredientes ayudarán a darle sabor a la comida, por lo que no necesita tanta sal. Debido a que el exceso de sal puede causar presión arterial alta, esta es una buena manera de tomar el control de la salud del corazón.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por katherine bastidas