Información nutricional del mozzarella fresco

Los estadounidenses consumen una gran cantidad de mozzarella, más de 11 libras por persona al año, de acuerdo a la International Dairy Foods Association. El mozzarella puede ser fresco o madurado, pero la autora de libros y chef Sara Moulton dice que no se pueden utilizar indistintamente ya que las propiedades y texturas son diferentes. También difieren nutricionalmente: el mozzarella madurado viene en variedades bajas en grasa y sin grasa, mientras que el mozzarella fresco se prepara a partir de leche entera. El U.S. Department of Agriculture (USDA) recomienda los productos lácteos bajos en grasa y sin grasa en lugar de los productos ricos en grasas, por lo que debes consumir mozzarella fresco sólo ocasionalmente y con moderación.

Alto en grasa

Una porción típica de 1 onza de queso mozzarella fresco contiene 4,5 gramos de grasa total, con aproximadamente 3 gramos proporcionados por grasas saturadas. La American Heart Association afirma que un individuo en una dieta de 2.000 calorías debería consumir 15 gramos o menos de grasa saturada al día, comer una onza de queso mozzarella fresco proporcionaría el 20% de esta recomendación. El mozzarella fresco también es alto en colesterol con 15 miligramos por onza, o 5% por ciento de la cantidad a la que un adulto sano debería limitarse diariamente.

Rico en proteínas

Aunque el mozzarella fresco contiene sólo una pequeña cantidad de hidratos de carbono y no es una buena fuente de la mayoría de las vitaminas, es rico en proteínas; cada onza proporciona alrededor de 5 gramos. Para un hombre, esta cantidad es casi el 9% de su ingesta diaria requerida de proteína; para una mujer, llena casi el 11% de su requerimiento por día. Es mejor que obtengas más proteína de los alimentos del mar, de las aves o de los alimentos de origen vegetal y menos de productos de origen animal como la leche entera, según la Harvard School of Public Health.

Densidad con calcio

Los adultos sanos necesitan 3 porciones de alimentos ricos en calcio todos los días, informa el USDA, y el mozzarella fresco es una manera de lograr este requerimiento. Los hombres y las mujeres necesitan 1.000 miligramos de calcio al día, y una onza de queso mozzarella fresco completa el 10% de esta cantidad con 100 miligramos por porción. Tu cuerpo necesita la vitamina D adecuada con el fin de utilizar apropiadamente el calcio. A diferencia de muchos otros productos lácteos como la leche, el mozzarella fresco no está fortificada con vitamina D. Asegúrate de incluir muchos alimentos ricos en vitamina D en tu dieta: los alimentos enriquecidos y los pescados grasos como el salmón o el arenque son buenas opciones.

Potencialmente alto en sodio

Si estás en una dieta baja en sodio, puede ser que tengas que limitar la ingesta de mozzarella fresco. La sal es uno de los ingredientes utilizados en la fabricación del mozzarella, y una porción de 1 onza puede contener hasta 130 miligramos de sodio. Para una persona que se limita a sí misma a 1.500 miligramos de sodio por día, esto sería suministrarle casi un 9%. Elige marcas de mozzarella fresco bajas en sodio siempre que sea posible, las cuales contienen aproximadamente 50 miligramos de sodio por onza.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle kerns | Traducido por francisco roca