Información nutricional del tocino de cerdo y el tocino de pavo

El tocino ha tenido mala reputación cuando se trata de valor nutricional, por lo que podrías tener la tentación de recurrir al tocino de pavo, que es pavo ahumado y cortado en tiras como una alternativa más saludable. Sin embargo, debes pensar dos veces antes de incluirlo en tu dieta. El tocino de pavo tiene muchos de los mismos nutrientes beneficiosos que el tocino regular, pero también tiene muchas de las mismas desventajas nutricionales.

Calorías y macronutrientes

El tocino de pavo tiene ligeramente menos calorías y menos grasa que el tocino regular. Una porción de 2 onzas de tocino de cerdo cocido contiene 268 calorías, mientras que una porción equivalente de tocino cocido de pavo tiene 218 calorías. Ambos tienen proteínas beneficiosas: 20 gramos por porción de tocino de cerdo o 17 gramos de tocino de pavo, que apoya la producción de hormonas y ayuda a mantener o reparar el tejido sano. Ambos tipos de tocino también vienen empaquetados con grasa. Una porción de 2 onzas de tocino de cerdo contiene 20 gramos de grasa total, mientras que una porción equivalente de tocino de pavo contiene 16 gramos de grasa.

Contenido en vitaminas

El tocino de cerdo sirve como una mejor fuente de vitaminas del complejo B. Proporciona el 22% del valor diario de vitamina B 1, el 30% del valor diario para la vitamina B 3, el 16% del valor diario para la vitamina B 6 y el 11% del valor diario para la vitamina B 12. El tocino de pavo, por otro lado, proporciona una cantidad significativa solo de vitamina B 3: el 10% del valor diario. Las vitaminas del complejo B en el tocino desempeñan un papel en el metabolismo y ayudan al cuerpo a obtener energía de los alimentos. La vitamina B 6 también ayuda a tomar insulina, una hormona que controla el nivel de azúcar en la sangre, y la vitamina B 12 te ayuda a hacer ADN. La vitamina B 3, que se encuentra tanto en el tocino de pavo como en el de cerdo, nutre la piel y mantiene la salud de los nervios.

Contenido de minerales

El tocino de pavo y de cerdo contienen cantidades más o menos comparables de zinc, pero el tocino normal ofrece mucho más selenio. Tu cuerpo utiliza el zinc para controlar la actividad de los genes y activa cientos de enzimas, que son proteínas que las células utilizan para llevar a cabo reacciones químicas, incluidas las necesarias para tu metabolismo. Ambos tipos de tocino contienen aproximadamente 1,75 miligramos de zinc por porción, que proporciona el 16% de la ingesta diaria recomendada para hombres y el 22% para mujeres. El selenio activa las proteínas ligadas a la prevención del cáncer, así como para la función saludable muscular. Una porción de tocino de cerdo contiene 27,6 microgramos de selenio, que es el 50% de la ingesta diaria recomendada, mientras que una porción equivalente de tocino de pavo cuenta con tan sólo 14,7 microgramos.

Grasa saturada y sodio

Mientras que el tocino de pavo contiene un poco menos de grasas saturadas que el tocino normal, 4,7 gramos por porción, en comparación con los 7 gramos, sigue siendo alto en grasas saturadas. Este tipo de grasa afecta negativamente tu nivel de colesterol en la sangre y aumenta el riesgo de enfermedades del corazón, por lo que debes limitar su consumo. El tocino de pavo también está empacado con sodio que daña el corazón. Cada porción contiene 1.302 miligramos de sodio, que es el 87% de tu límite diario recomendado, y es significativamente más que los 979 miligramos de sodio que se encuentran en el tocino regular. Además de aumentar el riesgo de enfermedades del corazón, una dieta alta en sodio puede aumentar el riesgo de cálculos renales y osteoporosis.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por mayra cabrera