Información nutricional del pollo asado

Alimento rápido y conveniente, el pollo asado puede ser comido hasta los huesos, además de que puedes añadirlo a diversas recetas como la sopa, el chile y los tacos. El pollo asado es una buena fuente de vitaminas y minerales esenciales, pero también contiene una cantidad considerable de sodio, así como grasa y colesterol, dependiendo de qué parte del pollo te comas.

Calorías, grasa y colesterol

Una porción de 3 onzas (85 gramos) de pechuga asada contiene 122 calorías y 3 gramos de grasa, de la que menos de 1 gramo es saturada. La misma porción de carne de la pechuga tiene 73 miligramos de colesterol. Un muslo de pollo contiene 183 calorías y 10,2 gramos de grasa, de los cuales 2,6 gramos son saturados. Eso se traduce en un 17% de tu límite de grasa saturada diaria por 15 gramos o menos en una dieta de 2.000 calorías, según la American Heart Association (AHA). Esa porción de carne del muslo también contiene 122 miligramos de colesterol, que es aproximadamente el 40% de los 300 miligramos a que debes limitarte cada día, de acuerdo con la AHA.

Proteína

La proteína es un nutriente clave que suministra energía al cuerpo y mantiene sanos a tus músculos y células. Tres onzas (85 gramos) de carne de pechuga asada suministran 23,8 gramos de proteína, que es el 52% de los 46 gramos de proteína que las mujeres necesitan cada día, y el 43% de los 56 gramos requeridos por los hombres. Un muslo asado contiene 22.9 gramos de proteína.

Vitaminas y minerales

Una porción de 3 onzas (85 gramos) de pechuga asada proporciona alrededor de 8,2 miligramos de niacina, que se traduce en un 59% de los 14 miligramos que las mujeres deben consumir cada día, y el 52% de los 16 miligramos requeridos por los hombres. La niacina mantiene saludable al sistema digestivo y también promueve el bienestar de los nervios y de la piel. Un muslo asado proporciona 205 miligramos de fósforo, que es alrededor de un tercio de los 700 miligramos que necesitas cada día para tener huesos y dientes sanos. Todos los cortes de pollo asado también proporcionan pequeñas cantidades de hierro, zinc, potasio y vitamina B-12.

Comer pollo asado

El pollo asado es una buena fuente de muchos nutrientes esenciales, pero también contiene una alta cantidad de sodio. Tres onzas (85 gramos) de carne de pechuga asada contienen 279 miligramos de sodio, que es el 19% del límite diario de 1.500 miligramos recomendados por la AHA. Una porción de 3 onzas de muslo asado contiene 318 miligramos de sodio. Debido a este alto contenido de sodio, limita la cantidad de pollo asado que consumes. El pollo fresco que hacer en la parrilla o la plancha en tu hogar proporciona los mismos nutrientes que el pollo asado, pero es mucho más bajo en sodio. Consumir una dieta baja en sodio reduce el riesgo de presión arterial alta, enfermedades del corazón y derrames cerebrales.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por josé antonio palafox