Información nutricional del caldo de carne

Comúnmente utilizado en sopas y cocina, el caldo de carne te proporciona algunos nutrientes beneficiosos, es bajo en calorías y puede asegurarte unas recetas más sabrosas. Debido a que el caldo de carne es alto en sodio, debes utilizarlo con moderación para ayudar a reducir los riesgos de la presión arterial alta y enfermedades del corazón.

Calorías

El caldo de carne listo para servir sólo contiene 17 calorías por taza, de acuerdo al U.S. Department of Agriculture National Nutrient Database. En comparación, 1 taza de sopa cremosa de cebolla contiene alrededor de 186 calorías. Por lo tanto, si estás tratando de controlar tu ingesta total de calorías para alcanzar o mantener un peso corporal saludable, el caldo de carne es una excelente opción. Muchas mujeres moderadamente activas requieren alrededor de 2.000 calorías al día, mientras que los hombres moderadamente activos a menudo necesitan alrededor de 2.500 calorías por día, de acuerdo con las Guías Alimentarias para los Estadounidenses de 2010.

Proteínas

La mayor parte de las calorías de caldo de carne provienen de las proteínas. Aunque la carne es rica en proteínas, el caldo de carne no es un alimento de alto valor proteico. De acuerdo con la USDA National Nutrient Database, 1 taza de caldo de carne listo para servir proporciona casi 3 gramos de proteína. La cantidad diaria recomendada, o RDA, de proteínas es de 56 gramos para los hombres y 46 gramos por día para las mujeres, señala el Instituto de Medicina.

Otros nutrientes esenciales

A pesar de que el caldo de carne proporciona algunos nutrientes esenciales, es una fuente de potasio y niacina, con 130 miligramos de potasio y aproximadamente 2 miligramos de niacina en cada porción de 1 taza. El Instituto de Medicina informa que la dosis diaria recomendada de niacina es de 14 miligramos al día para las mujeres y 16 miligramos por día para los hombres, y la dosis diaria recomendada de potasio es de 4.700 miligramos al día para los hombres y las mujeres.

Sodio

El caldo de carne de vaca es un alimento rico en sodio, lo que puede causar problemas para las personas con presión arterial alta y enfermedades del corazón. De acuerdo con la USDA National Nutrient Database, 1 taza de caldo de res listo para comer contiene 893 miligramos de sodio. Las Guías Alimentarias para los Estadounidenses 2010 sugieren que los adultos limiten la ingesta de sodio a 1.500 o 2.300 miligramos por día, dependiendo de su edad, origen étnico y los riesgos de enfermedades crónicas. Prueba sustituir el caldo de carne normal con un caldo de pollo bajo en sodio, que contiene sólo 72 miligramos de sodio por cada taza.

Más galerías de fotos



Escrito por erin coleman, r.d., l.d. | Traducido por sofia loffreda