Información nutricional del apio

Los troncos de apio crudos y crujientes son un refrigerio nutritivo que te ayuda a controlar el peso. Obtendrás vitaminas y minerales esenciales del apio necesarios para mantener la salud en general y el sistema inmune en óptimas condiciones. Baña los troncos de apio con una pequeña cantidad de aderezo para ensaladas, hummus o mantequilla de maní (peanut butter) bajos en grasas para mayor sabor. O bien, agrega apio a sopas, caldos y guisados para aumentar el volumen y el contenido de nutrientes.

Calorías, grasas y proteínas

El apio es un alimento bajo en calorías y sin grasas perfecto para ayudarte a bajar o mantener tu peso. Está compuesto por un 95% de agua por peso. Todo este líquido te ayuda a sentirte lleno y satisfecho sin aportar muchas calorías. De 2 troncos de apio medianos de unas 8 pulgadas (20 cm) de largo, sólo obtendrás 12 calorías y 0,2 gramos de grasas. Además, aporta menos de 1 gramo de proteínas por porción.

Carbohidratos

El apio es un alimento bajo en carbohidratos que se adapta muy bien a un plan de comidas para la diabetes y a las dietas bajas en carbohidratos. El consumo de apio no impactará en el azúcar en sangre ya que sólo aporta 3 carbohidratos totales por porción. Aproximadamente 1,5 gramos de estos carbohidratos son fibras dietarias, que son no digeribles pero sí son esenciales para tu salud. Las fibras absorben agua y crecen en el tracto digestivo para dar mayor volumen y facilitar el traslado de los alimentos por tu cuerpo. El consumo de cantidades adecuadas de fibras dietarias puede ayudarte a regular la digestión, mantener tu peso, reducir el colesterol y hasta incluso prevenir ciertas formas de cáncer, así lo explica la Colorado State University Extension.

Vitaminas

El consumo de apio como parte de una dieta equilibrada te ayuda a satisfacer tus necesidades diarias de vitamina K. Una porción de apio aporta 23 microgramos de vitamina K, lo que corresponde al 29% del valor diario. La ingesta adecuada de vitamina K ayuda a garantizar una correcta circulación sanguínea. Según MedlinePlus, la vitamina K también desempeña un papel importante en el mantenimiento de la densidad ósea a medida que se envejece. Obtendrás el 8% del valor diario de vitamina A y ácido fólico, que pertenece a las vitaminas del grupo B. Estos nutrientes son esenciales para la formación celular y el mantenimiento de la salud de la vista, la piel y los huesos; además, ayudan a prevenir ciertos defectos congénitos.

Minerales

También obtendrás algunos minerales esenciales gracias al consumo de apio. Una porción de apio aporta el 6,5% del valor diario de potasio y el 3% del valor diario de calcio. Tanto el calcio como el potasio funcionan como electrolitos, lo que mantiene los impulsos eléctricos en el cuerpo y ayuda a regular el equilibrio de líquidos. Satisfacer tus necesidades diarias de potasio también ayuda a mantener la salud cardíaca y la presión arterial normal. El calcio desempeña un papel importante en el desarrollo de huesos y dientes fuertes y también en la regulación hormonal.

Más galerías de fotos



Escrito por erica kannall | Traducido por valeria d'ambrosio