Información nutricional del corazón y las mollejas de pollo

Cuando se trata de proteínas, la mayoría de los estadounidenses eligen el pollo con más frecuencia que la carne vacuna, cerdo, pavo o pescado, de acuerdo con el National Chicken Council. Si bien puedes estar comiendo pollo, probablemente no estés comiendo el corazón y las mollejas de este animal de granja. Si no estás familiarizado con la molleja o los menudos, se trata del músculo en el pollo que tritura los alimentos antes de que sean digeridos. Al igual que otras partes del pollo, el corazón y la molleja son una buena fuente de proteínas, pero son más altos en grasa y colesterol que la carne más magra.

Proteína baja en calorías

Si deseas ahorrar calorías, las mollejas son una mejor opción. Una porción de 3,5 onzas de corazones de pollo, a fuego lento, contiene 185 calorías, mientras que la misma porción de mollejas de pollo a fuego lento contiene 153 calorías. A pesar de que hay una diferencia de 32 calorías entre las dos carnes diferentes, tanto el corazón como la molleja de pollo son alimentos de baja densidad energética, lo que significa que su contenido calórico es bajo si se compara con el peso.

Proteínas de alta calidad

Tanto los corazones de pollo como las mollejas son ricos en proteínas, pero las mollejas son ligeramente superiores a los corazones. Una porción de 3,5 onzas de corazones, cocidos a fuego lento, contiene 26 gramos de proteína, y la misma porción de molleja de pollo a fuego lento contiene 27 gramos. Al tratarse de una proteína animal, tanto el corazón como las mollejas, proporcionan todos los aminoácidos esenciales, por lo que es una fuente completa de proteínas. Las proteínas se encuentran en todas las células del cuerpo, se usan para ayudar a reemplazar y mantener los niveles equilibrados.

Grasa y colesterol

A pesar de que los corazones y las mollejas de pollo son bajos en calorías y altos en proteínas, también son altos en colesterol, y los corazones de pollo son altos en grasa. Una porción de 3,5 onzas de los corazones contiene 8 gramos de grasa total, que es el 38% del total de calorías y 242 miligramos de colesterol. Las mollejas de pollo contienen un poco menos de grasa y colesterol que los corazones, con 3,6 gramos de grasa total y 194 miligramos de colesterol en una porción de 3,5 onzas. La American Heart Association recomienda que limites tu ingesta total de grasas al 25% a 35% del total de calorías y el colesterol a menos de 300 miligramos al día.

Altos en hierro y zinc

Los corazones y las mollejas de pollo son ricos en hierro y zinc, pero los corazones son una mejor fuente. Una porción de 3,5 onzas de corazones de pollo contiene 9 miligramos de hierro y 7 miligramos de zinc, mientras que las mollejas contienen 4 miligramos de hierro y 4,3 miligramos de zinc. El hierro es necesario para fabricar hemoglobina y transportar oxígeno por todo el cuerpo. El zinc ayuda a combatir los resfriados al fortalecer el sistema inmunológico, y también ayuda a curar heridas.

Más galerías de fotos



Escrito por jill corleone, rdn, ld | Traducido por sofia loffreda