Información nutricional del pato asado

El pato tiene la reputación de contener más grasa que otras carnes, lo cual es cierto si comes todo el pato, pero no si estás comiendo partes menos grasosas tales como la pechuga sin piel. En general, el pato es similar a otras carnes en cuanto al valor nutricional, explica William Dean, Ph.D. de Cornell University College of Veterinary Medicine.

Calorías

Una porción de 3,53 oz, lo que equivale a 100 g de pechuga de pato sin la piel tiene 140 calorías. Si también comes la piel, la cantidad de calorías se eleva a 202 por porción. Esto es similar al pavo, que suministra 135 calorías en la misma porción de pechuga sin la piel, y menos de las calorías de una porción del mismo tamaño de carne de vacuno, que ronda las 191 calorías. Una porción de pierna de pato tiene ligeramente más calorías que la de pechuga, 178 calorías por porción, de acuerdo con la base de datos del USDA.

Grasas

La pechuga de pato sin piel es muy baja en grasa, con 3 g por porción. Una porción de pierna de pato contiene más grasa con 6 g por ración, cualquiera de estos cortes con la piel proporciona 11 g de grasa. La pechuga de pato es ligeramente más alta en grasas que la pechuga de pavo, que contiene sólo 0,7 g por porción. La actual recomendación dietética diaria de grasa total no es más que el 30 por ciento de grasa, o 90 g, si se consume una típica dieta de 2.000 calorías por día, con un 10 por ciento, o 30 g, de grasas saturadas, de acuerdo con losMerck Manuals Online Medical Library. Comer las partes más magras del pato, incluso si consumes la piel, te mantendrá dentro de tus límites diarios. La grasa en todas las carnes se compone de grasas saturadas e insaturadas; la pechuga de pato contiene 0,6 g de grasa saturada, 0,9 g de grasa monoinsaturada y 0,4 g de grasas poliinsaturadas. El pato también contiene 143 mg de colesterol en la pechuga y 105 mg en la pierna; la ingesta de colesterol diaria recomendada es de 300 mg.

Proteínas y carbohidratos

El pato, al igual que otras carnes, no contiene carbohidratos, pero es una excelente fuente de proteínas. La mayoría de las carnes contienen aproximadamente la misma cantidad de proteína; una porción de pechuga de pato proporciona 28 g de proteína en comparación con 29 g de una porción de pierna de pato. La recomendación diaria de proteínas es de aproximadamente 60 g por día, según Merck Manuals.

Vitaminas y minerales

El pato es una excelente fuente de una serie de vitaminas y minerales. Una porción de pechuga de pato proporciona 4,5 mg de hierro, o el 45 por ciento de tu requerimiento diario, de acuerdo con el USDA, mientras que una porción de pata contiene 2,3 mg, o 23 por ciento de tu requerimiento diario de hierro, que es 10 mg. Una porción de pato también proporciona 29 microgramos, o 41 por ciento de tu requerimiento diario, de selenio. La pierna contiene 22 microgramos, el 31 por ciento de tu requerimiento diario. La pechuga también es una buena fuente de los recomendados 19 mg por día de la vitamina del complejo B niacina, con 10,4 mg, o 54 por ciento en la pechuga y 5,3 mg, o 28 por ciento, en una porción de pata.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por eva ortiz