Información nutricional de los copos de maíz

Los copos de maíz, desarrollados a fines del 1800, se convirtieron en los primeros cereales listos para comer en el desayuno disponible en el mercado en 1906. Las marcas más populares de copos de maíz los preparan a partir de maíz molido, aroma de malta y azúcar y contienen vitaminas y minerales añadidos. Si bien son un artículo de desayuno familiar, los copos de maíz también se pueden triturar y usarlos como un sustituto del pan rallado o como un complemento para guisos o platos de pasta.

Un alimento libre de grasa

Según el Departamento de Agricultura de los EE.UU. (USDA), una porción de 1 taza de copos de maíz secos contiene 100 calorías. Ninguna de estas calorías proviene de grasas: los copos de maíz no contienen grasa o grasas saturadas. También son libres de colesterol. Una taza de copos de maíz con 1/2 taza de leche descremada puede servir como desayuno o aperitivo en una dieta baja en grasas y calorías controladas.

El contenido de carbohidratos

Cada taza de copos de maíz contiene 24 gramos de hidratos de carbono, con 1 gramo de fibra dietética y 2 gramos de azúcares simples. Los hombres adultos entre 19 y 30 años de edad deben comer 34 gramos de fibra al día, mientras que las mujeres de la misma edad necesitan alrededor de 28 gramos. Para estas personas, una taza de copos de maíz cumpliría con el 2,6% de las necesidades de fibra de un hombre y el 3,5% de la de una mujer. Los hombres y las mujeres mayores requieren menos fibra por día, y una taza de copos de maíz cumple un poco más de su requerimiento diario de fibra.

Un poco de proteína

Los Centers for Disease Control and Prevention (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) informan que un hombre debe ingerir 56 gramos de proteína al día y una mujer, 46 gramos. Los copos de maíz contienen 2 gramos de proteína en cada taza. Esta cantidad cumple con el 3,5% de las necesidades diarias de proteínas de un hombre y el 4,3% de la exigencia de una mujer.

Enriquecidos con vitaminas

Los copos de maíz están enriquecidos con vitaminas B, perdida durante el proceso de fabricación, y fortificados con vitaminas adicionales que normalmente no están presentes en el maíz, incluyendo la vitamina D y la vitamina B-12. Las cantidades de vitaminas en una porción de copos de maíz pueden variar ampliamente. Algunas marcas comerciales contienen de 10% a 15% o más de la cantidad diaria recomendada, o RDA, de vitaminas A, C o D para un adulto en una dieta de 2,000 calorías, y más del 20% de la dosis diaria recomendada de tiamina, ácido fólico, vitamina B-12, niacina, riboflavina y vitamina B-6.

Fortificados con minerales

Los copos de maíz están fortificados con hierro, aunque es necesario revisar la etiqueta nutricional para determinar cuánto hay en una marca en particular. Las marcas que contienen 8 mg de hierro en una porción de 1 taza proporcionan 100% del requerimiento diario de un hombre de hierro y el 44% de la cantidad que una mujer debe comer por día. Los copos de maíz contienen, típicamente, alrededor de 45 miligramos de potasio por cada taza, aproximadamente el 1% de la dosis diaria recomendada para un adulto.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle kerns | Traducido por sofia loffreda