Información nutricional de la cebada

El grano de la cebada rico en fibra puede ser una adición saludable para unas comidas balanceadas. La cebada cocinada tiene una consistencia gomosa y un sabor a nuez. Puede servirse como guarnición, cocinarse con otros platos o hacerla en cereal para el desayuno. La cebada a menudo es descascarada o perlada, lo que significa que ha sido pulida para remover parte de la cáscara. La cebada puede ser aplanada como hojuelas o tostada y quebrada en arenilla.

Porciones y calorías

Una porción de cebada es de aproximadamente 1 taza, o 157 g de grano cocido. Una taza de cebada tiene 193 calorías y el agua son 108 g del total del peso de la cebada. Es considerada un alimento de grano entero. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos recomienda que al menos la mitad de los productos de granos consumidos cada día deben ser de granos enteros.

Macronutrientes

La cebada tiene 44 g de carbohidratos en una sola porción, incluyendo 6 g de fibra. Una taza de cebada contiene 4 g de proteína y 1 g de grasa. La cebada tiene grasa no saturada o colesterol y sólo 5 mg de sodio.

Micronutrientes

La cebada tiene el 16 por ciento del consumo diario recomendado de niacina, o 3,2 mg. También contiene 6 por ciento del consumo diario recomendado de folato, o 25,1 mcg. Otras vitaminas en la cebada incluyen colina, ácido pantoténico, tiamina, riboflavina y vitaminas A, K, B-6 y B-12. La cebada también contiene los minerales calcio, manganeso, fósforo, selenio, potasio, zinc, cobre y hierro.

Beneficios a la salud

La fibra de la cebada ayuda a promover la digestión y reduce el riesgo de cáncer de colon, de acuerdo con World's Healthiest Foods. La cebada puede bajar los niveles de colesterol y protege contra las enfermedades cardiovasculares. Como todos los productos de granos enteros, la cebada puede ayudar a mantener la presión sanguínea baja y reducir el riesgo de padecer diabetes tipo 2 cuando se consume regularmente. Es más efectiva regulando las respuestas de insulina y glucosa que la avena integral. Cuando se consume como parte de la dieta que contiene otros granos enteros, la cebada puede contribuir a reducir el riesgo de obesidad, aterosclerosis, ataque cerebral isquémico y reducir la mortalidad en general.

Índice glucémico

La cebada perlada tiene el índice glucémico más bajo de todos los cereales comunes, incluyendo al trigo, centeno y avena. El índice glucémico mide cuantos 100 g de comida incrementarán el azúcar en la sangre en comparación al aumento de la glucosa en la sangre cuando se ingiere azúcar pura. El índice glucémico de la cebada perlada hervida es 35, de acuerdo con The Glycemic Index, así que es considerada una comida baja en glucémicos y una opción apropiada de carbohidratos para los diabéticos o personas que están a dieta siguiendo un plan de alimentación de glucémicos bajos.

Más galerías de fotos



Escrito por bridget coila | Traducido por yolanda adriana paulín vázquez