Información nutricional de camarones a la parrilla

El camarón asado a la parrilla es una forma para agregar gran cantidad de proteínas en tu dieta con muy bajas calorías. Son muy bajos en grasa y tienen varias vitaminas y minerales para ofrecer. Pero antes sumergirlos en aceite, mientras está esperando que la parrilla se caliente, es posible que desees volverlo a pensar. Cocinar los camarones con aceite agrega más calorías y grasa de lo que crees.

Conteo de calorías

Alrededor de 44 a 52 calorías, pueden tener ocho camarones a la parrilla con un peso de unos 45 gramos después de la cocción. La proteína es la mayor fuente de calorías en los camarones. Obtendrá más o menos de 10 a 10.5 gramos de proteína en ocho camarones a la parrilla, que suman un 95% de las calorías totales. El pequeño porcentaje final de las calorías provienen de menos de un gramo de hidratos de carbono y menos de un gramo de grasa.

Grasa saturada y colesterol

Los camarones son relativamente altos en colesterol, aunque eso no necesariamente significa que tengas que evitarlos. El exceso de colesterol en la dieta puede elevar tu colesterol en la sangre y aumentar el riesgo de enfermedades del corazón. Una porción de ocho camarones a la parrilla contiene aproximadamente de 83 a 93 miligramos de colesterol, más de un cuarto de los 300 miligramos que puedes tener cada día. Sin embargo, los problemas de salud son más probable que ocurran cuando también tienes una gran cantidad de grasas saturadas en tu dieta, de acuerdo con las Dietary Guidelines for Americans 2010. El camarón es naturalmente bajo en grasa saturada, proporcionando menos de 0,3 miligramos por ocho camarones a la parrilla. Dado que hasta un 10% de sus calorías pueden provenir de grasas saturadas, 22 gramos para una dieta de 2.000 calorías, esta porción de camarones ocupa menos del 2% de la asignación diaria.

Detalles sobre micronutrientes

No sólo son los camarones a la parrilla muy magros y bajos en calorías, sino que también te proporcionan varios tipos de vitaminas y minerales. Obtendrás pequeñas cantidades de tiamina, riboflavina, niacina, B-6 y ácido fólico, así como más de un tercio de los B-12 que necesitas de ocho camarones a la parrilla. Estas vitaminas B ejecutan el metabolismo, apoyan la sangre saludable y el poder de tu cerebro. Para proteger tus ojos y mantener tu visión en su apogeo, también obtendrás un poco de vitamina A de tu platillos de camarones a la parrilla. Los minerales más importantes en el camarón son el calcio para la formación de los huesos, el fósforo y el magnesio, aunque sólo obtendrás pequeñas cantidades. Además, podrás obtener una cantidad menor de electrolitos, sodio y potasio, minerales que mantienen los latidos de tu corazón y hacen que tus músculos se muevan.

Consideraciones de asar a la parrilla

Si pones una capa de aceite sobre tu camarón para evitar que se pegue, le sumas una alta cantidad de grasa y calorías. Sólo 1 cucharada de aceite vegetal tiene cerca de 125 calorías, todas vienen de los 14 gramos de grasa. Es importante señalar, sin embargo, que la mayoría de los aceites vegetales, como el aceite de oliva, son ricos en grasas mono y poliinsaturadas, que son consideradas grasas saludables que ayudan a proteger el corazón. Si prefieres una alternativa baja en calorías, utiliza aerosol antiadherente para cocinar. Todavía eliminarás cualquier problema con que el camarón se pegue a la parrilla, pero sólo tiene una pequeña cantidad de calorías y prácticamente nada de grasa.

Más galerías de fotos



Escrito por melodie anne | Traducido por gabriela nungaray