Información nutricional de la caballa asada

El pescado graso es un componente importante en una dieta saludable. Este contiene grandes cantidades de ácidos grasos omega-3, especialmente el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA). La American Heart Association (AHA) recomienda que los adultos saludables consuman diversos pescados grasos al menos dos veces a la semana. Además de tener grasa saludable, la caballa también es una buena fuente de proteína y varias vitaminas y minerales.

Calorías

Debido a su alto contenido de proteína y grasa, la caballa tiene una significativa cantidad de calorías. Un filete (aproximadamente de 3 onzas cuando se cuece) contiene 230 calorías. La caballa no contiene carbohidratos.

Proteína

La caballa es una excelente fuente de proteína. Un filete de este pescado tiene 21 g de proteína. La proteína contiene aminoácidos y es necesaria en la dieta para el crecimiento y el mantenimiento de los músculos.

Grasa

Una porción de caballa contiene 16 g de grasa (4 g de grasa saturada, 6 g de grasa monoinsaturada, 4 g de grasa poliinsaturada). Cada porción de caballa también contiene 2,991 mg de ácidos grasos omega-3.

Vitaminas

La caballa contiene altas cantidades de vitamina D (el 101% del valor diario), riboflavina (21% del valor diario), niacina (51% del valor diario), vitamina B6 (22% del valor diario) y vitamina B12 (163% del valor diario). La vitamina D es importante para la salud de los huesos y los dientes, mientras que las vitaminas B (riboflavina, niacina, vitamina B6 y vitamina B12) ayudan en el metabolismo de la energía.

Minerales

Además de tener un alto contenido de vitaminas, la caballa también es rica en los minerales magnesio (21% del valor diario), fósforo (24% del valor diario) y especialmente selenio (71% del valor diario). El magnesio se usa en varias reacciones químicas del cuerpo, el fósforo juega un papel en el metabolismo celular y el selenio ayuda con las funciones de las enzimas.

Consideraciones al asar

Es posible que se formen carcinógenos en la superficie del pescado durante la cocción. Para minimizar esta reacción, no cocines de más el pescado y evita el calor excesivo. Además, el pescado graso como la caballa generalmente no requiere aceite adicional para evitar que se pegue, pero si usas aceite para marinar considera las calorías adicionales añadidas a tu comida.

Contenido de mercurio

El consumo del pescado graso se ha convertido en un asunto más polémico debido al incremento del riesgo de intoxicación por mercurio. Si bien el pescado graso contiene pequeñas cantidades de mercurio, la mayoría de las personas no tienen que preocuparse de comer demasiado mercurio. La Food and Drug Administration (FDA) y la Environmental Protection Agency (EPA) recomiendan que el consumo de pescado graso sea controlado para las mujeres embarazadas y los niños pequeños. Entre los pescados con contenido de mercurio especialmente alto se encuentran el tiburón, el pez espada y la caballa real.

Más galerías de fotos



Escrito por erik odom | Traducido por juliana star