Información nutricional de las bebidas deportivas

Las bebidas deportivas están diseñadas para restaurar los líquidos, carbohidratos y electrolitos perdidos durante la actividad física intensa. Estos productos ayudan a prevenir la deshidratación y la fatiga. Al llevar bebidas deportivas con nutrientes tales como azúcares y sodio para la energía y proteínas para reparación del músculo, puedes disfrutar de una mayor duración y recuperarte más rápidamente de un entrenamiento de alta intensidad.

Carbohidratos

Las bebidas deportivas contienen, en promedio, alrededor de 14 gramos de carbohidratos por cada 100 ml de líquido. De acuerdo con University of Georgia’s University Health Center, los carbohidratos son el combustible de elección para los músculos y el cerebro. Cuando tu cuerpo está bajo de hidratos de carbono, te sentirás fatigado, mental y físicamente. Afectará la presión arterial haciéndote que te sientas débil y apático. Aunque el cuerpo produce carbohidratos por sí solo, no puede producir lo suficiente para sostenerte durante el ejercicio intenso y prolongado. Los atletas se preparan para el ejercicio intenso comiendo una dieta alta en hidratos de carbono. Sin embargo, durante el ejercicio, comer no es una opción. Las bebidas deportivas inyectan rápidamente los carbohidratos en el cuerpo, lo que permite al atleta mantener los niveles de energía.

Sodio

Como un nutriente esencial, el sodio mantiene el volumen sanguíneo y ayuda a mantener el equilibrio del agua en las células. Un elemento necesario para el funcionamiento normal del cuerpo, el sodio ayuda a los nervios a que funcionen correctamente. Durante el ejercicio riguroso, especialmente en actividades como torneos deportivos y maratones, el cuerpo pierde sodio a través del sudor. Y a menos de que sea reemplazado, los atletas pueden deshidratarse. Los síntomas son debilitantes. Sentirán náuseas, experimentarán calambres musculares dolorosos, se sentirán desorientados y confundidos y tendrán dificultades para hablar. Las bebidas deportivas con eficacia y rapidez, sustituyen el sodio perdido.

Potasio

El potasio es otro nutriente en las bebidas deportivas promocionado para aumentar la resistencia. Es un elemento que ayuda a regular el control muscular, la función nerviosa y la presión arterial. El potasio trabaja con el sodio para mantener el agua del cuerpo en equilibrio. De acuerdo Colorado State University, la mayoría de los estadounidenses les falta 4.7g de la ingesta diaria recomendada de potasio. Los atletas que entrenan vigorosamente probablemente necesitarán más.

Los pros y los contras

No hay duda de que las bebidas deportivas son beneficiosas para los atletas. Cada vez que estás ejercitándote por más de 3 horas, sudas mucho o compites en un entorno de gran altitud, las bebidas deportivas repondrán los electrolitos perdidos y te dará un impulso de carbohidratos necesarios. Pero para la caminata promedio o para un partido de tenis, el exceso de calorías, sodio y azúcar en las bebidas deportivas son mayores que los beneficios. Además, el sodio agregado a las bebidas deportivas anima a los atletas a beber más, lo cual es útil si estás participando en un triatlón o en el Tour de Francia. Si estás en el gimnasio para un entrenamiento de 1 hora para quemar pocos cientos de calorías, no es probable que corras el riesgo de deshidratación o de un golpe de calor.

Demasiado de algo bueno

Un estudio en la revista "Sports Medicine" que compararon las bebidas deportivas con un placebo mostraron que primeras mejoran el rendimiento. Pero, ¿algunas bebidas contienen demasiados nutrientes? El cuerpo pierde sodio cuando se suda. El calor intenso y el sol aumentan su pérdida. Si bien es importante sustituir este elemento, el exceso de sodio te hará sentir seco, lo que te lleva a un exceso de consumo sin saciar completamente la sed. Los fabricantes de bebidas deportivas defienden sus productos diciendo que el propósito del exceso de sodio es animar a la hidratación. Por otro lado, beber demasiado durante la actividad física puede causar calambres y tener un impacto negativo en tu rendimiento. Así que a menos que estés compitiendo por varias horas, busca una bebida que contenga 55 mg de sodio. Para una actividad más intensa, las bebidas con 110 mg o más, tendrán más beneficios.

Más galerías de fotos



Escrito por shannon marks | Traducido por gabriela nungaray