Información sobre el correcto uso de cinturones de seguridad

Los cinturones de seguridad protegen a los pacientes y a los cuidadores de lesiones innecesarias; se utilizan principalmente en instituciones de salud. Se hacen con nailon grueso, cuero o lona. Estos deben ser lo suficientemente fuertes para soportar el peso de un adulto. Aunque se consideran equipo de seguridad, pueden causar alguna lesión cuando no se usan de forma correcta. Siguiendo la información sugerida en el uso correcto de los cinturones, se aumenta la seguridad del paciente y del cuidador.

Usos

El uso más común para un cinturón de este tipo es el de ayudar a personas débiles a moverse de un lugar a otro. El cinturón se asegura alrededor de la cintura para dejar que la enfermera lo sujete y puede mover a un paciente débil de su cama a una silla, por ejemplo. Cuando el paciente se encuentra caminando, la enfermera se sujeta del cinturón para mantener al paciente estable y en equilibrio. Si se utiliza de forma adecuada, el cinturón evita que el paciente caiga y también evita que la enfermera se lastime la espalda al levantar o mover al paciente.

Asegura el cinturón

El cinturón debe atarse alrededor de la cintura del paciente con la hebilla al frente. Para evitar que resulte incómodo, coloca la hebilla sobre la ropa del paciente y no sobre la piel. Si el paciente es excesivamente delgado o frágil, puedes poner una toalla entre el cinturón y su cuerpo. Inserta el excedente del cinturón por los dientes de la hebilla y por los orificios restantes. Jálalo para que ajuste alrededor de la cintura del paciente. Sólo debes poder deslizar dos dedos entre el cinturón y el cuerpo del paciente.

Técnicas para levantar

Cuando levantes a un paciente entre una cama y una silla, primero debes ponerlo en posición de sentado con los pies bien firmes en el piso. Colócate entre las piernas del paciente con suficiente espacio para dejar que tus pies se levanten del piso. Flexiona las rodillas y extiende los brazos alrededor del paciente para sujetar el cinturón por su espalda baja. Mantén tu espalda derecha, utiliza los músculos del brazo y de la pierna para levantar al paciente y ponerlo de pie. Gira los pies hacia donde deseas llevar al paciente y gíralo en la misma dirección. Despacio, bájalo sobre la cama o silla antes de soltar el cinturón. Utilizar la técnica de giro sobre tu propio eje es esencial para prevenir alguna lesión para el cuidador. Girar sólo la cintura o las rodillas puede causar tirones o dislocaciones en articulaciones.

Técnicas para caminar

Cuando ayudes a un paciente a caminar con un cinturón de seguridad, párate a su lado y un poco detrás de él. Esta posición te permite mantener un buen agarre por la parte trasera del cinturón sin afectar el movimiento del paciente. En la mayoría de los casos, sólo necesitas sujetar el cinturón con una mano al caminar. Sin embargo, si el riesgo de que el paciente caiga es alto, es recomendable sujetar el cinturón con ambas manos. Si el paciente comienza a caer mientras están caminando, acerca tu cuerpo al suyo y utiliza en cinturón para amortiguar y llevarlo lentamente al suelo.

Más galerías de fotos



Escrito por krista sheehan | Traducido por ricardo frot