Información sobre ADD en adolescentes

El ADD (por sus siglas en inglés), una vez conocido como trastorno por déficit de atención, es denominado más adecuadamente trastorno de hiperactividad por déficit de atención o ADHD (por sus siglas en inglés). La condición fue rebautizada en 1994, de acuerdo el staff de escritores del sitio Web Kids Health, pero cualquier término todavía se puede usar. Los adolescentes con ADHD tienen problemas para permanecer sentados y les resulta difícil prestar atención o concentrarse. La afección generalmente comienza en la infancia, pero puede que no sea diagnosticada hasta la adolescencia o incluso la edad adulta.

Control de impulsos


Los adolescentes con ADHD son más propensos a sentirse atraídos por las actividades que parecen emocionantes.

Los adolescentes con ADHD con frecuencia tienen problemas para controlar sus impulsos, según un artículo de noviembre 2012 en el sitio Web del ADD Resource Center. Su falta de control podría hacerlos más propensos a involucrarse en comportamientos de riesgo, pueden ser más propensos a conducir demasiado rápido, usar drogas o tener relaciones sexuales sin protección. En algunos casos estos jóvenes disfrutan de deportes como la escalada, el surf o el skate, pero un adolescente con ADHD es más propenso a correr riesgos peligrosos o a lesionarse que un adolescente que tiene el control normal de los impulsos. Los adolescentes con ADHD se aburren fácilmente y son más propensos a sentirse atraídos por las actividades que parecen emocionantes.

Escuela y ADHD

La escuela puede ser difícil para los adolescentes con ADHD. El ADHD en realidad se considera un trastorno del aprendizaje, de acuerdo con el sitio Kids Health, debido a que interfiere significativamente con la habilidad de aprender de un adolescente. Los adolescentes con ADHD tienen dificultad para prestar atención, se distraen con facilidad y con frecuencia olvidan o pierden tarea. A menudo tienen problemas para concentrarse en las indicaciones, interrumpen a los maestros y compañeros de clase o tienen dificultades para organizar las tareas. Los adolescentes con ADHD también pueden ser perjudiciales en la clase debido a su inquietud e incapacidad para permanecer sentados.

Relaciones

Los comportamientos de los adolescentes con ADHD pueden dar lugar a una gran cantidad de comentarios negativos de los padres y profesores, según la American Academy of Child and Adolescent Psychiatry. Los adolescentes que tienen ADHD también podrían tener problemas con las relaciones entre pares, ya que su ADHD puede hacerlos más propensos a empujar, golpear o sacudir al jugar o incapaces de concentrarse lo suficiente como para aprender las reglas de un deporte en particular. Los adolescentes con ADHD tienen dificultad para controlar su conducta y son más propensos a tener problemas para adaptarse a las situaciones sociales, lo que también pueden afectar las relaciones con sus compañeros.

Padres y adolescentes con ADHD

Ser padre de un adolescente con ADHD puede ser difícil, según Mary Fowler, autor del libro "Maybe You Know My Teen". En un artículo para la revista ADDitude, Fowler comentó que mientras que los adolescentes con ADHD necesitan más a sus padres, éstos tienden a reaccionar de forma exagerada a los comportamientos adolescentes. Las estrategias sin éxito, según Fowler, incluyen gritar y chillar, dejando que el adolescente marque la pauta para la interacción y no seguir adelante con las consecuencias o promesas. Algunos padres se sienten frustrados y simplemente se desenganchan de las actividades con sus hijos adolescentes con ADHD.

Estrategias para el éxito

Fowler recomienda que los padres prueben diferentes estrategias para determinar cuál funciona mejor. Cada adolescente es un individuo que responde de manera diferente a las tácticas de los padres. Cálmate y no hables demasiado, planifica el futuro para determinar qué temas no son negociables, pasa por alto las cuestiones de menor importancia y deja un problema ir una vez que se ha resuelto. Comunícate con tu pareja para asegurarte de que ambos estén en la misma sintonía. Fowler también dice que los padres de un adolescente con ADHD deben asegurarse de que el niño sepa que es amado.

Más galerías de fotos



Escrito por beth greenwood | Traducido por maría florencia lavorato