Información acerca de una dieta sensible al salicilato

Los salicilatos son sustancias químicas que ocurren naturalmente en muchas plantas. Algunas personas son sensibles o intolerantes a los salicilatos y tienen reacciones negativas a los alimentos que contienen estas sustancias químicas. Esto es más probable cuando se consumen alimentos con altos niveles de salicilatos o al comer muchos alimentos que contienen salicilatos en poco tiempo. Si tienes sensibilidad a esta sustancia, es posible que debas seguir una dieta especial.

Función

Los salicilatos son beneficiosos como conservante natural en las plantas, protegiéndolas contra las bacterias dañinas y hongos, y evitando la podredumbre, de acuerdo con lo que señala Cleveland Clinic. Los salicilatos se relacionan con el ácido salicílico, del cual se deriva la aspirina, y los fabricantes incluyen salicilatos en cosméticos, champús, protectores solares y muchos otros productos para diversas cualidades beneficiosas.

Síntomas intolerancia

Los síntomas de sensibilidad al salicilato pueden incluir sibilancias y dificultad para respirar, dolores de cabeza, dolor de estómago, congestión nasal, picor, erupción cutánea y urticaria, según señala Cleveland Clinic. Las reacciones más graves pueden incluir hinchazón de las manos y los pies o la cara, y su intolerancia puede incluso conducir a la anafilaxia en los casos graves.

Alimentos a incluir

Los alimentos ricos en proteínas animales proporcionan la menor cantidad de salicilatos, según indica la International Chronic Urticaria Society, aunque debe evitarse el consumo de quesos con colores artificiales o conservantes. El pan, los cereales, el maíz y las palomitas de maíz, el arroz, las pastas y los fideos también son bajos en salicilatos. Las hortalizas que son buenas para una dieta libre de salicilato son los guisantes, las judías verdes, los frijoles y el calabacín, tal como señala Drugs.com. También puedes comer los pepinos si les quitas primero la cáscara. La mayoría de las frutas causan problemas, pero deberías poder comer plátanos frescos, mangos, peras y manzanas peladas.

Alimentos a evitar

Evita el brócoli, la coliflor, la berenjena, los pimientos, las papas, los rábanos, las espinacas, los tomates y el calabacín en una dieta libre de salicilato. Las almendras, los cacahuetes, los piñones y los pistachos también pueden causar problemas. La mayoría de las frutas y sus jugos son ricos en salicilatos, particularmente las bayas y cítricos, así como los frutos secos. Un estudio dirigido por A.R. Swain, publicado en la edición de agosto de 1985 en el "Journal of the American Dietetic Association", señala que el té, así como algunas hierbas y especias tienen cantidades muy altas de salicilatos, e incluyen polvo de curry, pimentón, romero y tomillo. También debes evitar consumir vino tinto y licor destilado. El caramelo, la goma y otros productos que contienen tipos de menta, incluyendo la menta y menta verde, tienen un contenido significativo de salicilato, como el regaliz.

Otros productos

Muchos otros productos contienen salicilatos y puede que debas evitarlos. Los conservantes y colorantes artificiales, particularmente el rojo y el amarillo, pueden causar reacciones negativas, según la International Chronic Urticaria Society, la cual recomienda no consumir cualquier producto que contenga ingredientes que no reconozcas. Además, algunos medicamentos contienen salicilatos, como el salicilato de bismuto para el malestar digestivo y magnesio salicilato para el alivio del dolor.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley moore | Traducido por mary gomez