¿Cómo influir para que tu hijo muestre un comportamiento positivo?

El comportamiento de las personas con las que tu hijo pasa la mayor parte de su tiempo puede influenciar significativamente su propio comportamiento. Como padre, es natural que desees que él muestre un comportamiento positivo, a pesar de saber que no debes esperar su perfección. Todos los niños se portan mal ocasionalmente; poner a prueba los límites y las reglas forma parte de crecer, y es la manera en que ellos aprenderán lo que es aceptable y lo que no. Aunque en última instancia tu hijo elija su propio comportamiento, puedes influenciarlo sirviendo como modelo del tipo de actitudes que te gustaría ver en él.

Asumir responsabilidades

Digamos que pones en la secadora la camisa favorita de tu hija y ésta se encoge, ella te preguntará qué le pasó a su camisa. La manera en que respondas a las preguntas y situaciones influirá en la forma en que tus hijos responderán en situaciones similares. Según la Purdue University’s Provider-Parent Partnership, asumir la responsabilidad de tus errores puede influir en la conducta positiva de tus hijos enseñándoles que comportarse adecuadamente significa asumir la responsabilidad de sus propias acciones. Por ejemplo, si le dices a tu hija que es tu culpa que su camisa se encogiera, te disculpas por ello y ofreces rectificar la situación, estarás dando un ejemplo positivo a tu hija sobre cómo responder ante desafíos y errores.

Ser respetuoso

Una forma de influir en el comportamiento positivo de tus hijos es mostrar respeto en todo momento, según indica la Universidad de Purdue. Cuando los niños son tratados con respeto y ven que tratas a los demás respetuosamente, son más propensos a mostrarse respetuosos ellos mismos. Cuando un niño es respetuoso, tiene más probabilidad de tomar buenas decisiones y actuar en consecuencia. Por ejemplo, si en la cena el camarero te trae una orden equivocada, hazle saber amablemente que eso no fue lo que tú pediste y pregúntale si puede devolver el plato. Esto les mostrará a tus hijos lo apropiado que es mostrar respeto. Por otro lado, si le gritas al camarero, le llamas incompetente y recalcas lo difícil que es encontrar un buen servicio, estarás influenciando a tu hijo para que trate a los demás de manera irrespetuosa cuando las cosas no salgan como él quiere.

Recompensar el buen comportamiento

De acuerdo con FamilyDoctor.org --un sitio web operado por la American Academy of Family Physicians y diseñado para educar a los padres y las familias-- premiar las conductas positivas es una buena forma de influir en tus hijos. Por ejemplo, ofrece recompensar a tu hijo por su comportamiento. Puedes utilizar tu imaginación para adaptar la recompensa al caso específico de tu hijo; algunas ideas que podrías implementar son permitirle acostarse una hora más tarde el fin de semana si mantiene buenas calificaciones, o darle un libro nuevo cada semana si deja de ofender a su hermano con sobrenombres cada vez que se enoje. Cuando los niños son recompensados ​​por mostrar una conducta positiva, es más probable que continúen comportándose bien.

No aplicar castigos físicos

Muchos padres debaten el tema de los golpes. Algunos están a favor y algunos están en contra. En cualquier caso, la American Academy of Pediatrics recomienda a los padres no usar el castigo físico como forma de reprimenda. Los golpes no propician un comportamiento positivo de los niños. La AAP dice que, en realidad, utilizar el castigo físico probablemente hará que tu hijo sea agresivo, se convierta en un adulto deprimido, abuse de sustancias como las drogas y/o el alcohol y que sea violento con sus propios hijos. En lugar de eso, la AAP aconseja utilizar razonamientos naturales y lógicos, establecer reglas coherentes y tener en cuenta el desarrollo y las capacidades del niño a la hora de formarte expectativas; esto te ayudará a disciplinarlo y cada día la interacción será más positiva.

Más galerías de fotos



Escrito por tiffany raiford | Traducido por vittore notabene