Las influencias positivas y negativas de los padres sobre sus hijos

Como padre, es tu responsabilidad proveer las necesidades básicas como comida, ropa y refugio para tu hijo. Pero no eres responsable sólo de sus necesidades físicas y temporales, también influyes en su desarrollo y crecimiento general. Ciertas facetas de la crianza y educación de los niños ayudan a formar el tipo de adulto que tu niño será algún día, ayudándole a aumentar el conocimiento sobre si mismo en el proceso. Considera cómo tus prácticas de crianza afectan a tu hijo para evaluar tu habilidad y competencia como padre.

Estilo de crianza

El estilo de crianza que adoptas afecta la forma en que tu hijo reacciona hacia ti y hacia los demás en su vida. Un padre autoritario que permite la retroalimentación del niño, le enseña que su opinión es valiosa, mientras que un padre autoritario que deja poco margen para la negociación y es menos cariñoso, a menudo da como resultado un niño rebelde o dependiente. Un padre permisivo que permite sobre todo a un niño a tomar sus propias decisiones, con poca demanda, crea un niño que carece de autocontrol. Un padre que no se involucra, que simplemente aparece como una figura de autoridad en ocasiones y no se interesa en la vida de su hijo, lleva a un niño a ser permisivo y poco exigente en disposición también.

Ejemplo personal

Tu forma de interactuar con los demás y reaccionar ante diversas situaciones crea un valioso ejemplo para tu hijo. Cuando estás tranquilo, servicial y actúas con integridad, tu niño entiende ese comportamiento y lo considera como una prioridad en su vida. Si eres deshonesto, propenso a ponerte iracundo o perezoso, esas conductas se transmiten a tus hijos. Ciertas enfermedades psicologicas también toman un peaje en tu hijo. El colaborador de PsychCentral, Richard O'Connor, observa que la depresión a menudo tiene un patrón cíclico entre padres e hijos, demostrando que los niños actúan simplemente lo que han aprendido que es aceptable a través de sus padres.

Familia y relaciones

La manera en la que llevas tu relación hacia otros miembros de la familia en general a menudo afecta la forma en que tu niño interactúa con otros. Por ejemplo, el divorcio puede hacer que tu niño se sienta enojado y abandonado, mientras que estar en una relación del mismo género no parece afectar a los niños en lo absoluto, según The American Academy of Child and Adolescent Psychiatry. Cuando se trata de tu enfoque a las relaciones en general, es probable que tu actitud y enfoque sean lo que afecta a tu hijo, no la persona en sí o el género de los involucrados.

Participación de los padres

Tu participación en el éxito de tu hijo es un indicador preciso de sus logros en general. Dejar que tu niño se desarrolle solo puede ocasionar que no se desempeñe tan bien como un niño que tenía aliento y apoyo en el hogar. El Michigan Department of Education señala que la participación de los padres es dos veces más indicadora del éxito académico, que el nivel socioeconómico. Tu hijo busca apoyo y estímulo, pero si tomas un papel pasivo en su educación, tu comportamiento puede tener resultados negativos.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por mariana groning