Cómo influencian al desarrollo de los adolescentes las diferencias culturales

Con el multiculturalismo extendiéndose por el mundo, muchos padres se preguntan qué clase de influencia su cultura familiar, étnica o nacional tendrá sobre sus adolescentes en crecimiento. Mientras que la pubertad y los problemas de convertirse en un adulto son similares para todos los adolescentes, lo que se enfatiza implícitamente en cómo crecen difiere de acuerdo a las culturas. Conocer estas diferencias puede ayudar a los padres a entender por lo que sus hijos están pasando.

Independencia vs dependencia

Cuando un niño crece en una cultura o casa que le da cierta cantidad de libertad, cree que es lo que se acostumbra en la sociedad. Debido a ello, los padres con frecuencia notan las diferencias de las culturas en que los niños de algunas son claramente independientes mientras que otros se apoyan más en la familia. Un ejemplo claro de esto son las culturas occidentales que le dan más independencia a sus adolescentes, permiténdoles manejar un auto y tener trabajos de medio tiempo, actividades que los de culturas orientales desempeñarán mucho más tarde. La cultura en la que crece un niño puede influenciar la rapidez con que obtenga su independencia.

Diferencias morales

Los padres de los adolescentes tienen como principal responsabilidad enseñarle a sus hijos ética. Los eruditos en la conducta adolescente y los autores de “Family and Peer Influences on Adolescent Behavior and Risk-Taking”, Nancy Gonzales y Kenneth Dodge, señalan que mientras mucho del desarrollo adolescente ocurre fuera de la casa, la cultura que les inculca la familia forma las raíces de ese desarrollo. Los padres que vienen de diferentes culturas enfatizan valores diferentes y por lo tanto les enseñan a los niños estándares morales diferentes. Por ejemplo, debido a que la honestidad es un concepto importante en occidente, los padres estadounidenses animan a sus hijos a no mentir, aún en situaciones en que la mentira pudiera ser beneficiosa. Por el contrario, los padres del este asiático tienden a enfocarse en crear un sentido de armonía social y familiar. Estos padres tienden a pasar por alto las mentiras, siempre que las mismas contribuyan a la armonía, como las mentiras blancas que se dicen para no lastimar los sentimientos de otras personas. Los adolescentes crecen en culturas diferentes y sus estándares de moral se solidifican también de maneras diferentes.

Efectos en el ego

Sin cultura, no hay bien ni mal por lo que un niño se pueda sentir orgulloso o humillado. La cultura es parte de la razón por la cual algunos adolescentes son vistos por sus pares como arrogantes o tímidos. Esta diferencia no surge de la idea del respeto, sino por donde debe ser reemplazado el respeto. Por ejemplo, las familias hispanas tienden a criar a sus adolescentes como personas de carácter fuerte, que sepan defenderse, si se presenta la oportunidad. Les inculcan un sentido de orgullo. Sin embargo, otras culturas, como la japonesa, no enfatizan el orgullo del individuo, pero sí el del grupo. Así, para los niños hispanos, los niños japoneses son tímidos; por otro lado, los niños japoneses consideran a los hispanos como arrogantes.

Confusión cultural

Considerando que los años adolescentes son un período en el que se busca la propia identidad, los adolescentes de una cultura que no sea masiva pueden encontrar más difícil identificarse. Por otro lado, los adolescentes se identifican con sus familias, que pueden no pertenecer a la cultura mayoritaria; pero también se identifican con sus pares, que son parte de ella. En esta etapa de la vida, las diferencias individuales son aparentes, especialmente en lo que respecta a las diferencias culturales, haciendo que el período de la auto-identificación sea aún más difícil para los estudiantes extranjeros creciendo en el exterior.

Más galerías de fotos



Escrito por damon verial | Traducido por adriana de marco