Cómo ser una influencia positiva para tu hijastra promiscua

Ser un padrastro ya es un esfuerzo desafiante; agregarle a eso los problemas de comportamiento adolescente se siente como caminar por un campo minado. Si tu hijastra muestra un comportamiento sexual promiscuo, está poniendo su salud en riesgo. De acuerdo con la Northern Illinois College of Education, la promiscuidad sexual en muchachas adolescentes no solo incrementa el riesgo de enfermedades de transmisión sexual y cáncer cervical, también tiene un efecto negativo en la autoestima y salud emocional. Puede que no seas el padre biológico de tu hijastra, pero puedes y debes ser una influencia positiva.

Nivel de dificultad:
Difícil

Instrucciones

  1. Comparte tus preocupaciones con tu esposa y discute formas en las que puedas ayudar. Si tu hijastra vive con su madre o la ve regularmente, puede que no sientas que sea apropiado hablar directamente con ella sobre sexo. Sin embargo, si está teniendo sexo en tu hogar mientras vive contigo o visita, tienes el derecho de decir algo al respecto. Hablar con tu esposa y el otro padre de tu hijastra, si es posible, ayudará a asegurar que tienes la misma información y accedes a usar un determinado curso de acción.

  2. Pasa tanto tiempo con tu hijastra como te sea posible, haciendo cosas que construyan su autoestima. Simplemente escucharla y hablar seriamente con ella es el mejor regalo que puedes darle. Evita juzgar o darle consejos no solicitados, sin importar cuán difícil te parezca. En lugar de eso, elogia sus intereses no sexuales apropiados para su edad, y encuentra formas creativas de ayudar a desarrollarlos. Cuando sea posible, elogia su inteligencia y sus ideas en lugar de su apariencia.

  3. Comparte tus propias experiencias sexuales con tu adolescente, dentro de los límites apropiados. Por ejemplo, si tu perdiste tu virginidad con alguien que te trató mal y lo lamentaste más tarde, díselo. Si has lidiado con un embarazo no planeado o sabes de alguien que lo haya hecho, háblale de cuánto eso cambió tu vida o la de tu amigo.

  4. Sé abierto, honesto y franco sobre las enfermedades de transmisión sexual y los embarazos no planeados. Si necesita acceso a controles de natalidad o ayuda para entender como usarlos, muéstrale los recursos apropiados. Puede que no te sientas cómodo programando una cita con una ginecóloga para ella o acompañándola a la misma, pero puedes decirle sobre clínicas de salubridad en tu área que ofrezcan pruebas para enfermedades de transmisión sexual o control de natalidad.

  5. Sugiérele consejo de salud mental si muestra señales de depresión o daño autoimpuesto como cortarse o desordenes alimenticios. De acuerdo a un artículo publicado en 2013 para Journal of Abnormal Psuchology, los adolescentes que abordan en actividad sexual con compañeros no románticos exhiben una incidencia mayor a la depresión que aquellos que solo salen con parejas románticas. El riesgo incrementa en los adolescentes por debajo de los 15 años. No temas ayudar a tu hijastra a encontrar la terapia si sospechas que está sufriendo de depresión. Su asesor escolar o pediatra puede recomendar un terapeuta si necesitas una referencia.

Más galerías de fotos



Escrito por s.r. becker | Traducido por lautaro rubertone