La influencia del entorno en los primeros años del desarrollo infantil

Nacido con el marco básico que le permite respirar y comer, un bebé es bombardeado rápidamente con un mundo lleno de influencias ambientales. Su cerebro está preparado para disfrutar de la más grande y el más pequeño de los estímulos, los cuales tienen un efecto. Las primeras comunicaciones de un niño, desde abrir los ojos hasta los movimientos sutiles, se consiguen como una respuesta por parte de los que le rodean. Los cuidadores amorosos y que están alerta abordan las necesidades del niño con calidez. La dieta, las experiencias de vida y la calidad de la prestación de los cuidados son otros factores ambientales que aportan riqueza al mundo del niño o que crean barreras que afectan el desarrollo.

La falta del vínculo parental

Una buena unión parental podría ser el factor ambiental más importante que lleva al éxito al desarrollo infantil, según un artículo publicado en AskDrSears.com titulado, "8 Ways to Build a Smarter Baby". Los niños nacen con un deseo innato para las relaciones fuertes. Es a través de estos primeros lazos que un niño aprende a comunicar sus necesidades incipientes. El éxito futuro de un niño comienza con su capacidad para hacer que sus primeras necesidades sean cubiertas. El concepto de sí mismo y la asertividad florecen cuando los cuidadores responden a los gritos y a las sonrisas de forma rápida y con amor. Un niño que no recibe respuestas adecuadas no puede desarrollar plenamente los matices más sutiles de la comunicación.

Desnutrición

El cuerpo en crecimiento de un niño requiere de entradas y nutrientes calóricos adecuados. La falta de nutrición o una cantidad insuficiente de alimentos puede causar un bajo peso y una estatura baja. Los niños desnutridos se enferman con más frecuencia que sus pares bien alimentados. Los mareos, un tiempo de reacción lenta, dificultad para concentrarse, problemas de aprendizaje, funcionamiento deficiente de órganos y la debilidad ósea son algunos síntomas de una mala nutrición. El hierro, el zinc y la vitamina A son los nutrientes que faltan comúnmente en los niños desnutridos. De acuerdo con un artículo titulado "Hunger and Malnutrition" en el sitio web KidsHealth, la deficiencia de vitamina A es la principal causa de una ceguera evitable. Su investigación también señaló que la deficiencia de hierro conduce a un retraso en el desarrollo y el retraso mental puede ser consecuencia de la falta de yodo.

La falta de estímulos

El cerebro de un niño está preparado para aprender. Proporcionar un niño con una variedad de experiencias promueve el desarrollo cognitivo y social a largo plazo. Los niños que están expuestos a actividades que involucran a todos los sentidos están en mejores condiciones para hacer conexiones dentro del cerebro, según un artículo titulado "Understanding the Effects of Maltreatment on Brain Development" en la Child Welfare Information Gateway, un sitio web administrado por el U.S. Department of Health and Human Services. Idealmente, un niño debe tener comunicaciones diarias que sean enriquecedoras, obtener el tiempo para explorar y jugar y tener un montón de espacio para moverse. Dadas estas circunstancias, los niños son capaces de desarrollar una comprensión del mundo que les rodea. Un entorno que carece de estas cualidades limita la exposición del niño y con el tiempo, limita el desarrollo del niño. Una grave falta de estímulos podría prevenir el crecimiento del cerebro en conjunto, lo que resulta en un menor tamaño del cerebro, de acuerdo con el Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Cuidado de calidad

Muchos niños pasan mucho tiempo fuera de casa, en la guardería o en el preescolar. Durante los primeros años, antes de que el niño tenga una gran capacidad para hacer valer sus necesidades y de comunicarse de manera efectiva, un cuidador de calidad es crucial. Según un artículo publicado en el sitio web Zero to Three titulado "Caring for Infants and Toddlers in Groups", un ambiente acogedor y atento fomenta un sentido de confianza en un niño cuando su juventud le hace depender de la bondad de otros. El personal cualificado crea un sentido de la estructura y del orden. Es aquí donde se enseñan los puntos más finos de la navegación de los enredos emocionales tan comunes en los niños pequeños. Los ajustes en que los funcionarios no capacitados o en donde muy pocos adultos están vigilando demasiados niños pone a un niño en la posición de tener que valerse por sí mismo, lo cual puede impedir el desarrollo social y cognitivo.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea peck | Traducido por enrique pereira vivas