Cómo inflar una pera rápida Everlast

Las peras rápidas son una herramienta efectiva para entrenar la velocidad de las manos, el ritmo y sincronía al desarrollar aguante en tus brazos, hombros y espalda. Las peras pequeñas Everlast Kangaroo de 8 por 5 pulgadas se mueven más rápido por lo que requieren de más habilidad para controlar. Las peras más grandes como la Everlast de 10 por 7 pulgadas se mueven más lento, por lo que son mejores para los boxeadores principiantes. La presión de aire es tan importante como el tamaño. Si a la pera le falta aire, se siente lenta y rebota lento. Al contrario, si la pera está sobre inflada responderá más rápido pero será más dura para las manos y podría resultar en daño a la cámara interna de la pera.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Bomba de aire manual
  • Válvula

Instrucciones

  1. Verifica que la pera Everlast esté atada en la parte superior, de manera similar a las agujetas de los zapatos. Esto es sólo si has quitado la agujeta de la pera para reemplazar su cámara interior. Si apenas la has comprado, debe estar ya atada.

  2. Fija la válvula a la bomba de aire manual y humedece la punta de la válvula.

  3. Inserta la válvula al pequeño orificio en la parte inferior de la pera rápida.

  4. Bombea el aire hasta que las arrugas de la pera hayan desaparecido y la piel se sienta suave al tacto. Bombea una o dos veces más para darle a la pera más rebote y después saca la válvula.

  5. Aprieta la pera para sentir la resistencia. Una pera bien inflada debe sentirse tensa permitiéndote apretar ligeramente la piel exterior.

Consejos y advertencias

  • Bombea unas pocas veces más para acelerar su tiempo de respuesta. Debes tener en mente que esto agrega más tensión a la cámara interior.
  • Si tienes problemas sincronizando con la pera o mantenerla bajo control, inserta la válvula en el orificio y deja salir un poco de aire. Liberar un poco de aire hará a la pera más lenta.

Más galerías de fotos



Escrito por c. taylor | Traducido por glen boyd