Cómo inflar los neumáticos de una bicicleta sin el uso de una bomba

El equipo esencial para un ciclista incluye una bomba de suelo en el garaje y una bomba de calle montada en el armazón de la bicicleta o llevada en la mochila. Las tiendas de bicicletas inflan los neumáticos utilizando un compresor de aire con una aguja de presión como aquellas encontradas en las estaciones de servicio. También puedes inflar los neumáticos de la bicicleta rápidamente en casa o en la calle utilizando un compresor compacto o un inflador de CO2 diseñado para bicicletas.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Inflador CO2

Instrucciones

  1. Gira la tapa del inflador de aire comprimido hacia la izquierda con la mano y retírala. Levanta el otro extremo del inflador y toma el cartucho y el inflador de CO2 que se encuentran en la parte interior del tubo inflador.

  2. Retira la tapa de válvula del vástago de la válvula en el neumático de la bicicleta. Pasa un extremo del inflador hacia la derecha hacia el vástago de la válvula. Apriétalo con la mano.

  3. Inserta el cuello del cartucho de CO2 en el extremo abierto del inflador. Tómalo con una mano, empuja el cartucho hacia la apertura y gíralo hacia la derecha hasta que escuches el flujo de aire comprimido.

  4. Sostén el cartucho en su lugar e infla el neumático por varios segundos. Gira el cartucho hacia la izquierda hasta que el flujo de aire se detenga. Aprieta el neumático con la mano. Gira el cartucho de nuevo hacia la derecha y agrega más aire si es necesario.

  5. Retira el cartucho de la apertura para inflar. Retíralo del vástago de la válvula. Coloca nuevamente el cartucho y el inflador en el tubo del inflador. Coloca nuevamente la tapa en el vástago de la válvula.

Más galerías de fotos



Escrito por william machin | Traducido por fernando villarreal