Cómo inflar las llantas de las bicicletas de calle

Inflar las ruedas es lo más sencillo, pero aún así es tal vez la tarea de mantenimiento más ignorada que pueden realizar los usuarios por si mismos, de acuerdo con Bicycle South en Decatur Georgia. El fallecido mecánico de bicicletas Sheldon Brown dijo que los ciclistas deben experimentar con diferentes presiones de neumáticos. La presión óptima, dijo, tiene más que ver con el peso del ciclista y la superficie del camino que con las "calificaciones arbitrarias" de los "departamentos legales y de mercadeo" de los fabricantes. El ancho y la presión, dijo Brown, están inevitablemente relacionadas y no deben considerarse por separado. Las ruedas más delgadas de las bicicletas de calle requerirán de una presión más alta que las gruesas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Bomba de aire para bicicleta

Instrucciones

  1. Determina qué tipo de válvula tienes. Las ruedas de bicicleta normalmente tienen válvulas Presta o Schrader. Las válvulas Presta son más delgadas y normalmente se usan en las bicicletas para calle ya que mantendrán más presión que la Schrader común. El diseño de la presta también permite que la llanta sea más delgada sin comprometer su fuerza. Busca un tapón de latón debajo del tapón de plástico para distinguir las válvulas Presta de las Schrader. Las Schrader son casi iguales a las de tu auto.

  2. Gira la rueda hasta que la válvula esté en la parte inferior. Al colocar la válvula hacia abajo evitarás colocar presión sobre la manguera de la bomba de aire. La mayoría de las bombas para bicicleta tienen ya sea doble cabeza; una delgada para las válvulas Presta y una más ancha para las Schrader, o una cabeza inteligente que servirá para ambos tipos de válvulas.

  3. Acopla la cabeza de la bomba. Retira el tapón de plástico de la válvula y, si tienes una válvula Presta, destornilla ligeramente el tapón de latón hasta que se detenga. Con cuidado, desliza la cabeza apropiada de la bomba en la válvula y fíjala jalando la palanca de la cabeza hacia arriba.

  4. Infla la rueda. Cuando uses una bomba de pie, coloca un pie de cada lado de la base, sostén el mango y bombea de arriba a abajo. Sienta bien la rueda cuando la infles. Esto es importante con las ruedas de alta presión. Si has reemplazado recientemente la cámara interna, detén el bombeo cada 20 libras y busca protuberancias o baches en la rueda. Cuando las ruedas estén a la presión deseada, retira la cabeza de la bomba de aire bajando la palanca y retirando la cabeza de la válvula hacia arriba. Aprieta el tapón de latón de la válvula Presta y coloca el tapón de plástico. Las bombas de mano y los dispensadores de CO2 funcionan de manera diferente y debes familiarizarte con ellas platicando con alguien en el taller local de bicicletas antes de salir a andar. (Ver Referncia 1)

  5. Revisa la presión de las ruedas antes de cada paseo.

Consejos y advertencias

  • Bicycle South indica que debido a las ruedas y cámara internas delgadas en las bicicletas de calle y la gran presión dentro de ellas, el aire se escapará de forma natural. Si no usas tu bicicleta en una semana puedes perder hasta 5 libras de presión o más. Sheldon Brown dijo que una rueda "supuestamente" debe hacerse ancha cuando la montas. "Si no lo hace", dijo, "están sobre infladas".
  • Una presión de tan sólo 100 libras puede botar la rueda fuera de la llanta, advierte Gareth Jones, gerente de servicio en Free Flite Bicycle en Marietta, Georgia.

Más galerías de fotos



Escrito por michael kerr | Traducido por glen boyd