Inflamación en los pies

Según National Institutes of Health (NIH), la inflamación en los pies y los tobillos son un problema muy común, sobre todo entre la población mayor. La inflamación en los pies se puede producir por el efecto de ciertos medicamentos, la obesidad y, en ocasiones, por condiciones médicas graves. Hay una serie de remedios caseros que pueden aliviar los problemas asociados con los pies hinchados.

Efectos y síintomas

Cuando una cantidad inusual de fluidos se acumulan en los tejidos, se produce una condición que se conoce como edema periférico. La fuerza de gravedad atrae los líquidos hacia los pies, y esta situación produce la inflamación. Este problema, que también se extiende a las piernas, ocurre además debido a una lesión o a una enfermedad. Los síntomas asociados con los pies hinchados pueden incluir rigidez, malestar y dolor. La inflamación se puede extender hasta los tobillos y las piernas, y causar problemas para caminar.

Problemas medicinales

Algunos medicamentos pueden generar inflamación en los pies. Estos fármacos incluyen: anticonceptivos orales con gran cantidad de estrógeno, bloqueadores de los canales de calcio para la presión arterial (nifedipina y amlodipina), determinados antidepresivos (nortriptilina y desipramina) y esteroides.

Causas situacionales

Una serie de afecciones médicas pueden ser la causa de la inflamación en los pies. Una lesión o un trauma, permanecer de pie durante períodos largos, viajes largos en automóviles y aviones, picaduras de insectos, y menstruación, en algunos casos, pueden inflamar los pies.

Condiciones subyacentes

La inflamación de los pies también puede ser un síntoma de una afección médica, como infecciones en las piernas, coágulos de sangre, venas varicosas y bloqueo de nodos linfáticos en las piernas (obstrucción linfática). Los problemas de salud graves relacionados con los pies inflamados pueden incluir una falla renal, hepática o cardíaca.

Tratamiento

El tratamiento para los pies inflamados dependerá de las causas primarias que causan este problema. En algunos casos, el médico puede recomendarte el consumo de diuréticos para ayudar a reducir la inflamación. Los remedios caseros para disminuir la inflamación de los pies incluyen elevar y ejercitar las piernas, usar medias de compresión y consumir una dieta que contenga poca cantidad de sal. Estas medidas pueden ayudarte a reducir la retención de líquidos. Si tienes sobrepeso, trata de bajar algunas libras. Consulta con tu médico si no detectas ninguna causa obvia que produzca la inflamación en tus pies, y si experimentas dolor en el pecho o problemas para respirar.

Más galerías de fotos



Escrito por karen hellesvig-gaskell | Traducido por vanesa sedeño