Inflamación articular en niños

Aunque por lo general se asocia el dolor de las articulaciones con la vejez, los niños también pueden sufrir de una amplia gama de condiciones que causan la inflamación de las articulaciones y por lo tanto dolor. La mayoría de ellas son limitadas y se pueden resolver con un tratamiento oportuno y adecuado. Pueden ser debido a patologías dentro de las propias articulaciones o debido a condiciones sistémicas que se presentan con inflamación de las articulaciones, como parte de la sintomatología.

Artritis séptica - Definición y causas

La causa más común -y más peligrosa- de la inflamación de las articulaciones en los niños es la artritis séptica. Esta es una infección purulenta del espacio articular. Se cree que los organismos infecciosos entran en el espacio de la articulación durante un episodio de bacteriemia, o por la presencia de bacterias en el torrente sanguíneo. Por lo general causada por una bacteria estafilococo, la artritis séptica se encuentra a menudo en la articulación de la rodilla. En el adolescente sexualmente activo, la bacteria Neisseria gonorrhoeae debe considerarse como una posible causa.

Signos y tratamiento de la artritis séptica

Esta condición se presenta como una articulación dolorosa, a menudo acompañada de fiebre, irritabilidad y rechazo o incapacidad para soportar peso en la articulación afectada. El rango de movimiento es muy limitado, y la articulación puede parecer hinchada y roja. Si sospechas que tu hijo puede estar sufriendo de una artritis séptica, haz que comience un tratamiento inmediatamente. La condición puede ser diagnosticada mediante la aspiración de líquido de la articulación, y el tratamiento con antibióticos ya sea por vía intravenosa u oral, dependiendo de la gravedad y la identidad de las bacterias causantes. Retrasar el tratamiento puede causar daños permanentes en las articulaciones y discapacidad.

La artritis reumatoide juvenil


La artritis reumatoide juvenil es una causa menos común de inflamación de las articulaciones en los niños.

La artritis reumatoide juvenil es una causa menos común de inflamación de las articulaciones en los niños. Se cree que es una enfermedad autoinmune, lo que significa que no es causada por un agente infeccioso, sino más bien por el propio sistema inmune del cuerpo que ataca a los tejidos sanos. Es una enfermedad crónica o de largo plazo, cuyos síntomas incluyen rigidez, dolor, enrojecimiento e hinchazón de la articulación, y dependiendo del tipo de artritis reumatoide juvenil, se pueden presentar síntomas sistémicos como fiebre y erupción cutánea. El niño puede incluso tener un agrandamiento del hígado o del bazo detectado en un examen por un médico. Tras el diagnóstico que se confirma mediante análisis de sangre y radiografías, el médico puede decidir tratar el niño con medicamentos antiinflamatorios como el ibuprofeno o naproxeno. Si la enfermedad es grave, sin embargo, se trata con medicamentos inmunomoduladores como el metotrexato, bajo la supervisión directa y el cuidado de un médico. El ejercicio y la fisioterapia son una parte importante del plan de tratamiento para un niño con artritis reumatoide juvenil.

Enfermedad de Lyme

Otra posible causa de la inflamación de las articulaciones en los niños es la enfermedad de Lyme, causada por una picadura de garrapata. Esto es posible especialmente si tu hijo pasa mucho tiempo al aire libre. La enfermedad de Lyme se manifiesta con una erupción con forma de ojo de buey, inflamación de las articulaciones, fiebre, y en ocasiones puede progresar hasta causar problemas cardíacos. Si sospechas que tu hijo tiene la enfermedad de Lyme, llévalo a un médico que le pueda dar a los antibióticos apropiados. Para prevenir la enfermedad de Lyme, viste al niño con mangas largas y pantalones largos durante las travesías. Reduce al mínimo la exposición de la piel, usa repelente de insectos, y pídele que se mantenga alejado de los arbustos, y vigila la presencia de garrapatas en la piel de tu hijo. La enfermedad de Lyme es tratable y no se considera que es una enfermedad crónica.

Más galerías de fotos



Escrito por nivedita gunturi | Traducido por luciano ariel castro