Inflables contra el kayak rígido

Mientras que la imagen clásica de un kayak es una embarcación de casco duro y de un solo navegante, te habrás dado cuenta de los kayaks inflables que aparecen en las tiendas y en las revistas. Estos botes se clasifican en calidad desde los balsas inflables baratas hasta las naves de alta calidad y duración que rivalizan con los kayaks rígidos rivales en términos de desempeño. En general, los kayaks inflables cuestan menos, pero no se mueven en el agua tan fácilmente como un kayak clásico.

Tamaño

Los kayaks rígidos son mucho más pesados ​​que sus contrapartes de caucho-y-aire, que pueden pesar tan poco como 16 libras (7,26 kilogramos). Desinflados, los kayaks inflables se pliegan al tamaño de una bolsa de lona y se ajustan fácilmente dentro de la cajuela de un coche. Esto elimina la necesidad de un portaequipajes de techo. Algunos de los modelos más compactos caben dentro de una mochila o equipaje, que abre las posibilidades de navegar en kayak en el país o en el extranjero. Los residentes de apartamentos tendrán más facilidad para almacenar un kayak inflable en casa, donde pueda caber en un armario, que un kayak rígido. Sin embargo, los kayaks inflables tienen menos capacidad de carga disponible que el kayak rígido promedio.

Precio

Iniciando alrededor de los US$100, en mayo de 2011, los kayaks inflables cuestan mucho menos que los kayaks rígidos. Sin embargo, puedes gastar US$1,000 en un kayak inflable o en un kayak rígido, ya que ambos tipos tienen un gran rango de precios que corresponden a su amplia gama de calidades. Los kayaks inflables de gama baja son baratos pero no tan duradero o maniobrable como los tipos de gama alta. Cuando se trata de kayaks rígidos, el plástico es el material más barato disponible, pero también el más pesado.

Mantenimiento

Los kayaks inflables requieren inflarse y desinflarse cada vez que los utilices, y siempre existe la posibilidad de un pinchazo. La compra de un kayak inflable de alta calidad, hecho de materiales más resistentes puede reducir las posibilidades de una fuga. Algunos modelos son incluso resistentes a los pinchazos gracias a los materiales utilizados o a cámaras de aire redundantes. Algunos botes se inflan en tan sólo 10 minutos, mientras que otros tardan más. Los kayaks rígidos no requieren mucho mantenimiento, pero los kayaks de madera necesitan más cuidado que los de otros tipos. El único mantenimiento requerido para un kayak inflable es que se seque antes de guardarlo.

Desempeño

Ya que los kayaks inflables pesan mucho menos que los kayaks rígidos, pueden ser difíciles de controlar. Sin embargo, una ventaja de los kayaks inflables es que son bastante estables y más difíciles de volcar que los kayaks estándar. En general, los kayaks rígidos son más rápidos y más maniobrables, especialmente durante los fuertes vientos que empujarán a un kayak inflable. En las inclemencias del tiempo y sobre todo en el océano, los kayaks rígidos están en muchas más condiciones para navegar.

Más galerías de fotos



Escrito por jen morel | Traducido por jorge de leon polanco