¿Una infección en el oído afecta el equilibrio en niños pequeños?

Las infecciones de oído, una de las enfermedades más comunes en niños, puede hacer que un niño pequeño se sienta incómodo. Su oído duele, su cabeza también puede doler y sentirse cargada, y sus oídos pueden sentirse llenos de presión. Tu hijo también puede tener problemas con su equilibrio, debido a que muy profundo en los oídos hay todo un sistema diseñado para mantener a su cuerpo equilibrado. Si piensas que tu hijo puede tener una infección de oído o si está teniendo problemas de equilibrio, consulta con tu pediatra.

Síntomas

Los síntomas de una infección de oído, además de los problemas de equilibrio, incluyen llorar más de lo usual, dificultad al escuchar, secreción en el oído, tirarse las orejas y problemas para dormir. Además, los problemas de equilibrio relacionados con una infección de oído pueden crear mucho vértigo, llevando a náuseas y posiblemente vómitos.

Fisiología del oído

El oído está compuesto de tres partes: el oído exterior, el oído medio y el oído interior. El oído exterior incluye todo en la parte externa y el canal auditivo, incluyendo el tímpano. El oído medio contiene tres pequeños huesos, rodeados por aire, que envían vibraciones de sonido desde el tímpano hasta el oído interior. El oído interior contiene el laberinto, el cual es un grupo de cámaras llenas de fluidos. El laberinto es la parte del oído interno que controla el equilibrio.

Causa

El fluido que llena las cámaras del oído interior tiene células sensoriales llamadas células ciliadas. Estas complejas células se extienden en el fluido y se mueven con él cuando cambias tu cabeza a una posición diferente. Cuando estas células se mueven, envían señales a tu cerebro informándole sobre el movimiento y la posición de tu cabeza. Tu cerebro, a su vez, responde a estas señales al mantener al resto de tu cuerpo equilibrado a pesar de la posición de tu cabeza. Sin embargo, cuando estas cámaras están infectadas, se inflaman y las células ciliadas no envían las señales apropiadas, creando mareos y problemas de equilibrio.

Tratamiento

Medline Plus reporta que la causa de la mayoría de infecciones de oído es una infección viral, como un resfriado o infección respiratoria. Las infecciones virales no responden a antibióticos, así que el curso del tratamiento generalmente implica esperar a que el virus se vaya solo. Los aliviadores del dolor adecuados para niños pequeños pueden ayudar un poco con la incomodidad. Algunas infecciones de oído resultan por infecciones bacterianas; en estos casos, el pediatra de tu hijo puede recetar un antibiótico. Los niños con infecciones de oído recurrentes pueden necesitar cirugía para colocar unos pequeños tubos dentro de sus oídos para aliviar la presión de adentro, afirma el Dr. James Krider del Formula Medical Group en California.

Más galerías de fotos



Escrito por maelin mccartney | Traducido por ana maría guevara