Índice glucémico de los higos

Los higos secos tienen una clasificación moderada de índice glucémico (IG). Si estás planeando platos o refrigerios en base a este índice, puedes comer higos secos sin experimentar un aumento rápido ni pronunciado en el nivel de azúcar en sangre. Sin embargo, los higos secos tienen una concentración más alta de carbohidratos en relación con su volumen que los higos frescos, lo que significa que una porción de higos frescos satisface tu apetito de forma más efectiva y le proporciona menos carbohidratos a tu dieta. El Glycemic Index Group (Grupo de Índice Glucémico) de la University of Sydney, que creó el método para medir la capacidad de un alimento de aumentar los niveles de glucosa en sangre, no analizó los efectos de los higos frescos.

Valor de índice glucémico

Los valores del índice glucémico determinan los efectos de un alimento en el nivel de azúcar en sangre. Cuanto más rápido y en cantidad aumenta el nivel de glucosa en sangre, más alto se encontrará ese alimento en la escala de cero a 100. Una porción de higos secos de 60 gr, o 2 onzas, tiene un IG de 61. El organismo digiere y absorbe los carbohidratos de los alimentos que tienen un IG moderado a alto más rápido que los de los alimentos bajos en IG, lo cual trae como resultado un aumento más significativo en el nivel de azúcar en sangre luego de ingerirlos.

Carga glucémica

La carga glucémica (CG) incluye la cantidad de hidratos de carbono en un alimento y el valor IG de esos hidratos de carbono en un único cálculo. Los higos secos tienen un IG de 61 y una CG de 16, en comparación con una manzana fresca, que tiene un IG de 40 y una CG de 6. Esta diferencia indica que una porción de higos secos tiene casi tres veces el efecto metabólico que una manzana fresca. Si planeas tu dieta sobre la base de cómo los alimentos afectan el nivel de azúcar en sangre, la manzana puede ayudarte a controlar los niveles de glucosa de forma más efectiva que los higos secos.

Contenido de hidratos de carbono

Dado que el proceso de deshidratación trae como resultado una concentración más alta de azúcar en relación con el peso, los higos secos tienen una concentración más alta de hidratos de carbono —en su mayoría, en forma de azúcar— que los frescos. De acuerdo con el U.S. Department of Agriculture, una porción de 60 gr de higos secos crudos tiene 6 gr de fibra y 29 gr de azúcar. Una porción de 60 gr de higos frescos tiene 2 gr de fibra y 10 gr de azúcar. Sin embargo, esta porción de higos frescos también tiene 48 gr de agua, en comparación con los 18 gr que tienen los secos. El contenido de agua de las frutas y verduras frescas ayuda a crear una sensación de saciedad luego de ingerirlas. Porciones equivalentes de frutas y verduras secas pueden no satisfacer el apetito con la misma efectividad.

Equilibrio

Cuando comes higos secos combinados con alimentos ricos en proteínas, que no tienen un efecto significativo en el nivel de azúcar en sangre, los alimentos con bajo contenido de IG, como las frutas y verduras frescas, reducen los efectos totales de los higos secos en los niveles de glucosa en sangre. Comer naranja fresca o una porción de queso, combinada con higos secos, traerá como resultado una disminución de ese valor. La American Diabetes Association aconseja ingerir fruta fresca y limitar las porciones de frutas disecadas, debido a las grandes cantidades de azúcar que estas contienen.

Más galerías de fotos



Escrito por anne tourney | Traducido por pilar celano