Cómo incrementar la circulación en las piernas

Las arterias proporcionan a los músculos de las piernas el oxígeno y los nutrientes esenciales para su correcto funcionamiento. La aterosclerosis estrecha o bloquea los vasos sanguíneos, y la disminución del riego sanguíneo produce algunos síntomas, de los cuales el que aparece más temprano es el dolor o los calambres al caminar. Cuando la enfermedad avanza, produce dolor aún en reposo, gangrena y puede llevar incluso a una amputación. La aterosclerosis no es curable, pero algunas medidas pueden mejorar el flujo sanguíneo.

Dejar de fumar

El consumo de cigarrillos acelera la aterosclerosis. Los compuestos en el humo inhalado actúan directamente sobre las paredes de los vasos para reducir su diámetro y disminuir el flujo sanguíneo. La inhalación de humo de segunda mano tiene el mismo efecto dañino. Evitar el humo del tabaco eliminaría su contribución a la aterosclerosis y relajaría las paredes arteriales.

Ejercicio

Las arterias más grandes son las más afectadas por la aterosclerosis. Los vasos secundarios más pequeños son capaces de desarrollarse e incrementar el flujo de sangre a través de ellos. Se les conoce como vasos colaterales, y trabajan de acuerdo a los principios de la oferta y la demanda: responden al ejercicio con un aumento del flujo. Las sesiones regulares de caminar varios pasos más allá de la aparición del dolor, estimularán el crecimiento y desarrollo de nuevas rutas alrededor de la arteria enferma.

Medicación

Para los pacientes en los que dejar de fumar y hacer ejercicio no es suficiente, los médicos pueden recetar medicamentos. El Cilestazol (pletal) inhibe una enzima en la pared del vaso y provoca dilatación. El ensanchamiento de la arteria disminuye la resistencia al flujo sanguíneo. El Cilestazol no se puede utilizar en pacientes con insuficiencia cardíaca, debido a sus efectos secundarios graves. La Pentoxifilina (trental) hace más flexibles las células sanguíneas de modo que son impulsadas más fácilmente por los vasos estrechados debido al bombeo del corazón. Aunque el medicamento no es un sustituto para dejar de fumar y hacer ejercicio, puede añadirse a sus beneficios.

Procedimientos quirúrgicos

El dolor en reposo indica que la enfermedad arterial ha progresado hasta el punto de que la pérdida de tejido y la amputación son inminentes. Los procedimientos quirúrgicos para abrir o derivar los vasos están indicados para salvar la pierna. Algunos vasos pueden ensancharse mediante la dilatación con un globo en un pequeño tubo que pasa a través de la zona de estrechamiento. Un tubo metálico de malla se puede dejar en el sitio dilatado para mantenerlo abierto. También de puede tomarse una vena de otra parte de la pierna y conectarla a la arteria en puntos antes y después de la obstrucción. La sangre pasará por alto el segmento enfermo y alimentará los músculos y otros tejidos. Se pueden utilizar vasos sanguíneos artificiales si no se dispone de una vena adecuada.

Más galerías de fotos



Escrito por dr. c. richard patterson | Traducido por sergio mendoza