Incontinencia al correr

La incontinencia puede ser un factor mientras corres. La necesidad de orinar o defecar al correr no está relacionada con la edad o sexo. Dado que el cuerpo está enfocado en los músculos y órganos que se utilizan, todo exceso en el sistema digestivo se eliminará rápidamente para que el cuerpo pueda funcionar efectivamente mientras corre.

Intensidad del ejercicio

Una de las causas más importantes de la incontinencia al correr es el nivel incrementado de la intensidad del ejercicio, conforme se detalla en una publicación de Beate Pfeiffer respecto de "Nutrition and Exercise Associated Gastrointestinal Problems" (problemas gastrointestinales asociados al ejercicio y la nutrición). Mientras corres, hasta el 80 por ciento del flujo sanguíneo puede ser redirigido del sistema digestivo a los músculos que se encuentran trabajando. Este flujo sanguíneo reducido que llega al estómago puede reducir el proceso digestivo y puede hacer que pierdas el control de los intestinos mientras corres. Esto no indica que hay un problema médico subyacente, sino que es la reacción natural de tu cuerpo respecto de un nivel elevado de cansancio y estrés al correr.

Nutrición

Otra consideración importante respecto de la incontinencia al correr es el consumo de nutrientes. Pfeiffer recomienda que se debe evitar consumir nuevos alimentos antes de correr, especialmente en el día de la carrera, cuando el esfuerzo físico es extremadamente elevado. Ella dice que el proceso digestivo puede tomar entre 24 a 72 horas y que todos los alimentos que sean ricos en fibras o grasas pueden incrementar la necesidad de orinar al correr. El café o la cafeína también incrementan la velocidad del proceso digestivo, así que intenta evitar el consumo de éstos de modo excesivo antes de correr.

Efectos de deshidratación

El Dr. Tim Noakes indica, en "The Lore of Running" (la sabiduría de correr), que la deshidratación junto con las elevadas temperaturas pueden incrementar la tasa de vaciado gástrico. Pfeiffer determina que puedes enseñarle a tu cuerpo a tolerar grandes cantidades de líquidos mientras corres. Sin embargo, dice que los líquidos hipertónicos o las bebidas con electrolitos diluidos y con bajo concentrado incrementan la probabilidad de sufrir de incontinencia, mientras que Noakes determina que ayudan a reducir esa probabilidad. La investigación de la University Medical School en Escocia parece respaldar lo afirmado por Pfeiffer.

Otros efectos

Una buena razón para no comer demasiado o para no probar comidas a las que no estás acostumbrado antes de correr es el efecto mecánico del movimiento de correr. En otras palabras, los rebotes que se derivan del impacto de correr pueden acelerar la tasa de vaciado del estómago, de acuerdo a Pfeiffer. Dado que el sistema gástrico se ve más forzado a raíz de los rebotes, el estómago necesita librarse de cualquier exceso a fines de poder lidiar con ello.

Efectos de la medicación

Los corredores que consumen analgésicos como las aspirinas o ibuprofeno, especialmente corredores que consumen dosis elevadas de éstos, tienen más probabilidades de experimentar trastornos gastrointestinales, de acuerdo a Pfeiffer. Un estudio realizado por Creighton University en Omaha determinó que el consumo de aspirinas e ibuprofeno al correr causan el aumento del flujo de los líquidos al intestino y puede, efectivamente, producir la incontinencia. Otros medicamentos y suplementos, tales como bicarbonato de sodio y citrato de sodio, pueden provocar incontinencia al correr.

Más galerías de fotos



Escrito por karl gruber | Traducido por florencia prieto