El primer impulso en la sentadilla

La sentadilla es uno de los ejercicios más eficaces para el desarrollo de la fuerza corporal inferior y la potencia. Para realizar correctamente una sentadilla, párate de pie con los pies al ancho de hombros y coloca una barra cargada a través de tu espalda y hombros, manteniéndola en su lugar con un agarre en pronación. Estabiliza el torso, endereza la espalda, mira hacia adelante y dobla las caderas y las rodillas para descender hasta que tus muslos estén paralelos al piso. Presiona a través de los talones para volver a la posición inicial.

Esfuerzo principal

El glúteo y los cuádriceps son los principales impulsores de sentadillas. Durante la fase ascendente de la sentadilla, los glúteos son responsables de la extensión de la cadera y los cuádriceps de la extensión de la rodilla.

Músculos secundarios

Los isquiotibiales ayudan a los glúteos en extensión de la cadera. Un aductor en la parte interna del muslo de cada pierna previene el movimiento hacia fuera de las piernas durante el ejercicio. Los músculos del tronco superior también trabajan durante la sentadilla. Estos incluyen los abdominales y erectores de la columna, que trabajan juntos para estabilizar y apoyar el torso durante todo el ejercicio.

Más galerías de fotos



Escrito por jen weir | Traducido por luis eduardo barbosa