¿Por qué es importante mantener un cuerpo saludable?

Un cuerpo sano prepara el escenario para tu bienestar diario y lo bien que puedas envejecer. El mantenimiento de la condición física a través de una buena nutrición y ejercicio favorece la circulación eficiente, la digestión y la fuerza musculoesquelética. Esto te permite tener una vida activa y un sistema inmunológico saludable que te ayuda a prevenir enfermedades. De acuerdo con los Centers for Disease Control and Prevention, los beneficios de un cuerpo saludable se amplían también a una mejoría en el estado de ánimo y a una mayor agudeza mental, así como a la reducción del riesgo de enfermedades crónicas.

Aumenta el bienestar

Al mantener tu metabolismo funcionando bien, disfrutas de mayor energía y de menos achaques y dolores. Las vitaminas adecuadas, minerales, fibra dietética, ácidos grasos y carbohidratos son necesarios para facilitar todos los procesos de tu cuerpo. Los períodos de descanso nocturno permiten a tu cuerpo reparar las células y realizar otras actividades de mantenimiento. Un sueño o dieta deficientes pueden privar a tu cuerpo de estos elementos esenciales y producir fatiga. Una nutrición suficiente, por otra parte, te brinda una buena condición mental y física. El ejercicio regular hace que tus huesos, músculos, corazón y pulmones estén sanos y los prepara para satisfacer las demandas diarias.

Reducción de lesiones y enfermedades

Cuando el cuerpo alcanza una meseta constante de salud, es más probable que se mantenga bajo un nivel de tensión inusual y que existan menos probabilidades de que se produzcan infecciones. Un programa de entrenamiento diario que incorpore el ejercicio aeróbico y el fortalecimiento de los huesos y de los grupos principales de músculos ayuda a evitar tirones musculares, esguinces articulares y fracturas óseas. Junto con una dieta rica en vitamina C, un sueño reparador respalda tu sistema inmunológico. La National Sleep Foundation señala que serás menos susceptible a los resfriados y la gripe, si no tienes un déficit de sueño, especialmente si eres un adulto mayor.

Mantenimiento del peso

Estar en forma significa menos tiempo de inactividad y más tiempo en movimiento y quemando calorías, lo que te ayuda a mantener tu peso. Según la American Heart Association, 30 minutos de ejercicio moderado la mayoría de días de la semana te ayudará a equilibrar el consumo de calorías de una dieta saludable promedio. Comer alimentos bajos en grasa que tengan un fuerte contenido de vitaminas, minerales y fibra te ayudará a controlar tu peso, ya que fomenta un sistema cardiovascular saludable.

Prevención de enfermedades crónicas

Una dieta baja en sodio y grasas sólidas mantiene la presión arterial normal y la salud arterial reduciendo el riesgo de enfermedades del corazón, la causa número uno de muerte en Estados Unidos. Mantenerse en un peso saludable también reduce el riesgo cardiovascular, así como las posibilidades de desarrollar diabetes tipo 2 y muchas formas de cáncer. Debido a que estas enfermedades se desarrollan con el tiempo, el mantenimiento de la salud física a lo largo de tu vida es tu mejor forma de prevención.

Más galerías de fotos



Escrito por nancy clarke | Traducido por tere colín