¿Por qué es importante tener un entrenador personal?

Invertir en un entrenador de acondicionamiento físico personal vale el costo. No sólo tienes a alguien a tu lado que actúe como tu entrenador personal y tu motivador, también tu entrenador puede ayudarte a limitar la cantidad de lesiones que puedas experimentar y sacar el mejor provecho del tiempo que pases en el gimnasio o en alguna otra sede para ejercitarte.

Prevenir lesiones

Aunque cada parte del equipo en el gimnasio tiene una guía paso a paso para usarlo pegada en ellos, eso no significa que sean infalibles Algunos tipos de equipo, como las bandas, las pesas y las pelotas, no vienen con ningún tipo de instrucciones. Si tu agarre es débil, tus muslos se inclinan ligeramente hacía un lado o si tus piernas están muy juntas, podrías utilizar la máquina (o la pieza de equipo) de forma incorrecta y podrías estar propenso a lastimarte. Pero cuando tienes a un entrenador justo a tu lado, él se quedará cerca de ti para ver cómo hacer tus repeticiones, asegúrate de que estás en la posición correcta desde el principio hasta el final. De esta forma, sería menos probable que experimentes ruptura de músculos, tobillos torcidos y otras lesiones.

Maximizar los resultados

Seguramente haces ejercicio porque quieres estar en forma y tonificada. Sin embargo, si estás organizando tu propio régimen de ejercicio, puede que no estés aprovechando todo tu potencial. Tu entrenador de acondicionamiento físico personal analizará el tamaño de tu cuerpo, te asesorará sobre las lesiones duraderas que tengas que cuidar, te ayudará a ponerte metas y desarrollar una rutina de ejercicio que sea específica para ti. Él (o ella) hará que pongas en marcha tus pies, tu espalda, la parte trasera de tu cuerpo, tu estómago y tus rodillas, para que utilices todo tu potencial mientras estás en el gimnasio o en alguna otra sede deportiva. Maximizarás los resultados que veas y notes si tu entrenador personal está allí para darte un empujón extra que no experimentarías si estuvieras ejercitándote sola.

Hacerse responsable

Cuando te inscribes en un gimnasio y decides dormitar en lugar de escuchar tu alarma por la mañana, nadie notará que no estuviste en tu clase de cardio. Pero si te ausentas para tu clase programada con tu entrenador personal, es probable que recibas una llamada telefónica para preguntar en dónde estás. Puede que incluso ya hayas pagado por esa sesión. Cuando tienes un horario programado con una sola persona que espera que estés allí a tiempo para hacer ejercicio, es más probable que te presentes. Probablemente te harás responsable para no decepcionarte a ti o a tu entrenador, y estarás para ocupar ese tiempo que planeabas dedicar al ejercicio.

Quédate con lo comprobado

Los entrenadores personales deben tener certificaciones actualizadas, lo que significa que se les pide que aprendan continuamente sobre su campo. Tu entrenador seguramente conoce todo sobre las últimas novedades en la salud física, las nuevas rutinas de ejercicio y consejos nutricionales. Así que, si estás haciendo ejercicio por tu cuenta y no ves los resultados, busca una cita con un entrenador personal. Puede darte una guía personalizada de ejercicios, así como algunos consejos para tu dieta que pueden ayudarte a conseguir mejores resultados.

Más galerías de fotos



Escrito por melodie anne | Traducido por karly silva