¿Por qué es importante el ejercicio regular para los niños?

La mayoría de los niños disfrutan de la actividad física, y el ejercicio que hacen mientras juegan contribuye al desarrollo de huesos y músculos fuertes. Desafortunadamente, hay un número cada vez mayor de barreras al ejercicio para los niños en el mundo moderno de hoy. La televisión y los videojuegos, los padres que trabajan largas horas, los recortes a los programas de educación física y el recreo en las escuelas públicas, y los barrios inseguros pueden hacer que sea difícil para los niños obtener la cantidad mínima de ejercicio que necesitan para estar saludables.

Ejercicio y niños

La mayoría de los niños deben tener un mínimo de 60 minutos de ejercicio todos los días, de acuerdo con la American Heart Association. Sus períodos de actividad se puede dividir en varias sesiones, siempre y cuando sumen alrededor de una hora de ejercicio. Y a diferencia de los adultos, los niños no deben seguir programas de ejercicio reglamentados y diseñados para lograr resultados específicos. Simplemente con moverse, correr y saltar y escalar generalmente es suficiente para satisfacer sus necesidades. Los típicos juegos en el patio aumentarán la resistencia de tu hijo, la flexibilidad y la fuerza, de acuerdo con KidsHealth de Nemours. Anima a tus hijos a seguir sus intereses, si esos son los deportes en equipo o las actividades individuales.

Habilidades motrices

La actividad física regular en niños y adolescentes es esencial para el desarrollo y el perfeccionamiento de las habilidades motoras finas y gruesas, que son importantes para la coordinación, la confianza en sí mismo, la capacidad del niño para socializar, así como el rendimiento académico, de acuerdo con la Encyclopedia of Children’s Health. Los niños que hacen ejercicio regularmente tienen menos ansiedad y tienen una actitud positiva.

Control del peso

La obesidad infantil es un problema serio en los Estados Unidos. Casi el 17 por ciento de los niños entre las edades de 2 y 19 son obesos en este país, según los Centers for Disease Control and Prevention. Los niños que tienen sobrepeso o son obesos tienen un mayor riesgo de ser obesos en la edad adulta y de desarrollar enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2 y enfermedad cardiovascular. El ejercicio regular, junto con una dieta saludable, puede ayudar a tu hijo a mantener un peso saludable.

Beneficios a largo plazo

Enseñar a tus hijos a desarrollar hábitos saludables es importante para su salud y desarrollo y puede beneficiarlos también en el futuro. Los niños que siguen una dieta saludable y hacen ejercicio regular son más propensos a mantenerse activos en la edad adulta que los niños que llevan una vida sedentaria. Aunque se necesita investigar más, los niños en situación de riesgo que son físicamente activos de manera regular, reducen el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2 en la edad adulta, según informa el U.S. Department of Health and Human Services. Además, la formación de huesos fuertes, sobre todo durante la adolescencia, puede reducir el riesgo de desarrollar osteoartritis posteriormente en la vida de tu hijo.

Más galerías de fotos



Escrito por mindy baca | Traducido por jaime alvarez