¿Por qué es importante la clase de educación física?

Puede que no lo supieras en ese entonces pero las clases de educación física que llevaste durante los años escolares influyeron en la persona que eres. Si tuviste clases estimulantes impartidas de manera adecuada en el gimnasio, entonces aprendiste habilidades físicas valiosas, estableciste un patrón de actividad física para toda una vida y creciste socialmente gracias a las experiencias. Ahora, los niños siguen obteniendo los mismos beneficios de la clase de educación física.

Ejercicio físico

Las clases de educación física proporcionan a los estudiantes ejercicios consistentes a diario. Es muy importantes para el bienestar de los niños que no están involucrados con las actividades físicas fuera de la escuela. Una buena clase de educación física tendrá actividades que aumenten la frecuencia cardiaca, el pulso y aceleren el metabolismo. De acuerdo con American Heart Association, las clases de educación física pueden enseñar habilidades a los estudiantes que los ayuden a ser activos durante toda su vida. El esfuerzo físico también ayuda a la mente, si los niños siguen un periodo de clases de educación física descubrirán que pueden pensar de manera más clara y que pueden concentrarse mejor en otras clases.

Coordinación y flexibilidad

La educación física ayuda a los niños a mejorar su coordinación. Una buena clase les podrá varias actividades que aumenten su coordinación, como lanzar y atrapar una pelota, batear, apuntar con arco y flecha y utilizar una raqueta. La flexibilidad, en actividades gimnásticas como hacer spagats, saltos, arcos, caminar en posición de arco. Estas habilidades físicas ayudarán a los niños en su actividad atlética, de baile y en los movimientos de cada día. De acuerdo con National Association for Sport and Physical Education, el desarrollo de las habilidades físicas por medio de educación física aumenta la autoestima de los niños.

Producción de endorfina

El esfuerzo físico que se hace en la clase de educación física da como resultado la producción de endorfina en el cerebro. Las endorfinas son las hormonas de la "felicidad" que mejoran la actitud y el humor. Los niños que van a clases de educación física fuertes se benefician de la liberación de endorfinas. La actividad física se vuelve divertida, los efectos de las endorfinas permiten que los niños vayan a su siguiente clase sintiéndose felices, relajados y listos para concentrarse en aprender cosas nuevas.

Socialización

El aspecto social de la clase de educación física no debe de pasarse por alto. Esta clase es con frecuencia el único tiempo del día en el que los niños pueden platicar, reír y jugar unos con otros sin romper las reglas de la escuela. En esta atmósfera los niños pueden aprender aspectos sociales que los ayudarán a interactuar con los demás de manera exitosa. Los niños desarrollan habilidades sociales específicas como el trabajo en equipo, buena deportividad y aprenden a seguir las reglas. Los conflictos entre los niños si ocurren cuando juegan competencias pero un buen maestro los puede guiar para que aprendan a resolver estas disputas de una manera positiva.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa mooney | Traducido por yarzeth ayala