¿Por qué es importante el agua en una dieta equilibrada?

Aunque suele darse por sentada, el agua es un recurso verdaderamente indispensable para tu cuerpo, ya que representa entre el 50 y 60% del peso del mismo. Si este porcentaje de agua disminuye en un 1%, se dispara tu sed. Una reducción del 5% lleva a una disminución de la fuerza muscular y la resistencia y una disminución del 20% causa la muerte. Muchos de los procesos que ocurren dentro de tu cuerpo dependen ampliamente del agua, por lo que es importante consumir cantidades suficientes de este nutriente con la dieta.

El solvente universal

El agua funciona como solvente para los procesos bioquímicos de tu cuerpo. Debido a su naturaleza polar, el agua permite a otras moléculas cargadas y polares que se unan a ella. Los carbonatos, la hemoglobina, varias proteínas y otras moléculas de tu cuerpo usan agua como solvente. El agua transporta a las sustancias disueltas por todo tu cuerpo. Alrededor de un 83% de tu sangre es agua, que ayuda a transferir nutrientes, oxígenos, dióxido de carbono y productos de desecho de una célula a otra.

Mantiene el equilibrio de elctrolitos

El agua ayuda a mantener un correcto equilibrio de electrolitos en tu cuerpo. Los electrolitos son los iones cargados eléctricamente, como los iones de sodio y cloruro, que deben ser almacenados a ciertos niveles para mantener el contenido correcta de agua en tus células. Los electrolitos suministran todo tipo de información a tu cerebro en forma de señales nerviosas llamadas impulsos nerviosos. También ayudan a regular la actividad muscular. Para mantener niveles adecuados de electrolitos, el agua entra y sale de las células para que estos iones se mantengan equilibrados.

Regula la temperatura corporal

El agua ayuda a tu cuerpo a mantenerse fresco regulando su temperatura, que es de 98.6 ºF (37 ºC), mediante la transpiración. Cuando estás al sol, la temperatura interna de tu cuerpo se eleva e inmediatamente comienzas a transpirar. Esta es la forma que tiene tu cuerpo de refrescarse. El sudor se evapora de la superficie de tu piel, eliminando el exceso de calor y refrescándote.

Te hace más listo

Una revisión del Center for Human Nutrition publicada en "Journal of the American College of Nutrition" en octubre de 2007 informó que una pérdida del 2% de peso corporal debido a un inadecuado consumo de agua, al calor o al esfuerzo físico puede afectar el desempeño cognitivo, psicomotor, físico y visomotor. Investigadores de la University of East London descubrieron que beber agua al tener sed mejora el desempeño del cerebro en evaluaciones mentales. Los participantes, que consumieron 3 vasos de agua antes de finalizar la tarea, incrementaron el tiempo de reacción de sus cerebros en un 14%. El estudio fue publicado en julio de 2013 en “Frontiers in Human Neuroscience".

Mejora tu desempeño físico

Cuando ejercitas, la tasa de pérdida de agua mediante la transpiración puede ser de 1 a 2 litros por hora. Si ejercitas cuando hace calor, debes beber agua cada 15 minutos para mantener la fuerza de tus músculos y una temperatura corporal estable. El agua juega un rol importante en la transferencia de oxígeno a tus músculos y ayuda a realizar actividad física eficientemente. Una pérdida de agua de más del 2% del peso corporal puede afectar al desempeño físico, según una revisión del Gatorade Sports Science Institute publicada en “Journal of the American College of Nutrition" en octubre de 2007. El artículo informa, además, que un porcentaje de agua inferior al normal produce cambios en las funciones cardiovascular, metabólica, termorregulatoria y del sistema nervioso central. La deshidratación durante la actividad física cuando hace calor produce un mayor impacto negativo en el desempeño que una actividad similar en ambientes fríos. Esto se debe en parte a que hacer ejercicio en ambientes cálidos producen una carga considerable en la función cardiovascular y el mecanismo termorregulatorio.

Ofrece protección

El agua protege también a tus estructuras corporales y tus órganos. También enjuaga la tierra y la suciedad de tus ojos y lubrica tus articulaciones, evitando que se endurezcan y permitiendo un movimiento más fluido entre tus huesos. Beber agua ayuda a evitar que tu boca se sienta seca.

Más galerías de fotos



Escrito por mala srivastava | Traducido por mariana palma