La importancia de ser saludable

Comer alimentos saludables y hacer ejercicio regularmente son desafíos para casi todo el mundo. Es difícil encontrar el tiempo y la motivación para dedicarse a una dieta saludable y una rutina de entrenamiento, y equilibrar estos factores con otras actividades. Sin embargo, los beneficios físicos y mentales de seguir un estilo de vida saludable son importantes, y en conclusión, vivir saludable constantemente conlleva una vida más larga.

Dieta saludable

La importancia de la dieta no puede ser algo exagerado para un estilo de vida saludable. Las personas obtienen las vitaminas, minerales y nutrientes que necesitan para funcionar y desarrollarse de los alimentos que consumen, por lo que elegir alimentos que ofrecen la mayor parte de los componentes ayuda a mejorar la calidad de vida. De acuerdo con la Food Standards Agency, una dieta saludable para la mayoría de la gente consiste en frutas y verduras frescas, granos enteros, proteínas magras, y algunos productos bajos en grasa. Es tan importante limitar los alimentos altos en grasa, azúcar, sodio y colesterol, como lo es elegir alimentos saludables.

Ejercicio

Hay otros tantos, si no más, beneficios de hacer ejercicio con regularidad que de los que hay de seguir una dieta saludable. En su nivel más básico, el ejercicio quema calorías. Los centros para el control y la prevención de enfermedades indican que el ejercicio y la dieta juegan un doble papel en el mantenimiento de un peso saludable y ayudan a la pérdida de peso. Los músculos de los cuerpos de las personas funcionan mejor cuando se utilizan regularmente, se construyen y fortalecen a través de la actividad. Además, los corazones de las personas se hacen más fuertes y más sanos al hacer ejercicio cardiovascular que aumente el ritmo cardíaco durante un tiempo prolongado.

Beneficios físicos

Las personas que hacen ejercicio regularmente tienen incidencias más bajas de presión arterial alta, alto colesterol, osteoporosis, diabetes tipo 2 y cáncer. También tienen niveles más altos de energía y duermen mejor. La clínica de Cleveland sugiere que una dieta saludable, nutritiva y rica en antioxidantes también protege contra el cáncer y ayuda a mejorar las funciones del sistema inmunológico. Por último, el CDC señala que las personas de todas las edades, etnias, tamaños y formas tienen el poder para extender la duración de su vida participando regularmente en actividades físicas.

Beneficios mentales

Comer bien y hacer ejercicio ofrece beneficios mentales, así como una mejor salud física. HelpGuide.org indica que, las prácticas de alimentación consciente pueden ayudar a reducir el estrés en la vida de los adultos, al igual que las actividades físicas moderadas, como caminar, el yoga y el tai chi. El ejercicio estimula químicos cerebrales que hacen a la gente feliz. Además, el CDC señala que un estilo de vida saludable ayuda a agudizar el pensamiento, el aprendizaje y las habilidades del juicio, y reduce el riesgo de depresión.

Proceso

No importa la edad que tenga una persona, o qué tipo de dieta y patrón de ejercicio siga, es posible para esa persona hacer ajustes y mejorar la salud. Una persona que no es muy activa puede empezar por hacer pequeños cambios, como reemplazar los refrescos por agua y añadir caminatas de 10 minutos a una rutina diaria. Elige los cambios que sean emocionantes y alcanzables para tener mejores resultados, y ser más constante a través del tiempo.

Más galerías de fotos



Escrito por carly schuna | Traducido por daniel gómez villegas