La importancia de la resistencia muscular en el rugby

Un partido de rugby típico es de 80 minutos de intensas demandas físicas, incluyendo correr, tacklear, patear, scrimmaging y mucho más. Los jugadores corren el equivalente de más de cuatro millas y prueban su fuerza en varias ocasiones durante lineouts, scrums y otras actividades. Además, sólo hay breves pausas durante el juego en un partido. Para dar un rendimiento eficaz, los jugadores de rugby deben desarrollar y mantener una combinación de fuerza muscular y resistencia física.

Identificación

Iain Fletcher, un científico británico del deporte y entrenador, define la resistencia muscular como la capacidad de los músculos en el cuerpo para continuar contrayéndose por un período prolongado de tiempo. Esto es vital en el rugby, donde el partido típico dura un total de 80 minutos e incluye intensas demandas de fuerza y resistencia de los jugadores. La resistencia permite a los jugadores cubrir el terreno de juego rápidamente y realizar actividades repetitivas que requieren fuerza, como tacklear a los jugadores del equipo opuesto y participar en scrums.

Significado

El programa de rugby de la George Mason University en Virginia recopiló datos sobre las exigencias físicas de un partido de rugby. El programa estima que durante el juego, los jugadores corren entre cuatro y seis millas, a menudo al 70 a 80 por ciento de su velocidad máxima. Además los tackleos, lineouts y scrums colocan grandes exigencias en la fuerza de los jugadores. George Mason University estima que puede implicar un partido típico puede tener entre 15 y 20 scrums y de 20 a 30 lineouts. Tener la resistencia muscular adecuada conduce no sólo a mejorar el rendimiento en la cancha, también reduce las lesiones del jugador.

Opinión experta

El Dr. Tudor O. Bompa, un experto en el entrenamiento de fuerza para los deportes, escribe en el sitio web Coachr.org que la resistencia muscular para los jugadores de rugby requiere poder de inicio o la capacidad para cubrir distancias en el menor tiempo posible, poder de aceleración o la capacidad de alcanzar altas velocidades, y la capacidad de generar fuerza máxima al comienzo de una contracción muscular. Esto permite a los jugadores tacklear a los corredores del equipo opuesto.

Características

Aunque la mayoría del entrenamiento de fuerza y resistencia ocurre en un gimnasio, Fletcher escribe que el entrenamiento con pesas no es necesario para mejorar la resistencia muscular. Recomienda un circuito que incluye ejercicios como lanzamiento de costal (overhead tackle bag), scrimmaging uno-a-uno, tackleos y desplazamientos con costal (lunges with a tackle bag) y sentadillas con un compañero (piggy-back squats). Fletcher recomienda un sprint de 20 metros, seguido por un trote de 20 metros, entre cada ejercicio para mejorar la resistencia aeróbica. Este circuito de ejercicio mejora la resistencia mientras se desarrollan algunas mejoras en la fuerza muscular. Los programas de resistencia muscular pueden implicar un entrenamiento con pesas, y la Irish Rugby Football Union informa que dichos programas enfatizan la técnica apropiada, apoyo adecuado de los compañeros y la realización de un número adecuado de repeticiones de cada ejercicio.

Advertencia

La Irish Rugby Football Union advierte que el entrenamiento de resistencia para rugby difiere del entrenamiento de fuerza en levantamiento de pesas y fisicoculturismo, que hacen hincapié en la capacidad para levantar cargas de peso máximo en una sola repetición. El entrenamiento con pesas para rugby hace hincapié en repeticiones múltiples de un solo ejercicio para mejorar la resistencia. Por esta razón, IRFU indica que las cargas de peso máximo no son apropiadas, especialmente para los jugadores jóvenes.

Más galerías de fotos



Escrito por shane hall | Traducido por mariana groning