La importancia de pertenecer para los adolescentes

Los adolescentes necesitan tener un sentido de pertenencia para sentirse bien acerca de quienes son. Las personas que no tienen al menos unos pocos amigos cercanos sufren de aislamiento, inseguridad y una pobre imagen de sí mismos. Los adolescentes obtienen gran parte de su identidad a partir de las personas con quienes pasan tiempo porque éstas a menudo reflejan intereses y creencias similares. Ya sea que los grupos de pares se encuentren en círculos académicos o religiosos, o dentro de la comunidad del adolescente, los grupos positivos le ayudarán a lograr un desarrollo emocional y psicológico saludable a través de un fuerte sentido de pertenencia.

Pertenencia positiva

Los adolescentes que encuentran un lugar seguro en un grupo, con personas con quienes comparten intereses comunes, tienen más probabilidades de tener un sentido de pertenencia positiva, el cual puede influir en las decisiones y relaciones a lo largo del camino. De acuerdo con Education.com, el autorespeto y la confianza en sí mismo que se obtienen al formar parte de un grupo con valores positivos puede fortalecer a un adolescente a lo largo de su vida. Los adolescentes que pasan tiempo juntos y están interesados en áreas significativas de la vida pueden inspirar a otros dentro del grupo para lograr metas vitales importantes.

Modales

Los adolescentes con un sentido de pertenencia a un grupo aprenden lecciones valiosas de la interacción social dentro de éste. En un artículo llamado "Teen peer groups can be a positive influence" (Los grupos de pares adolescentes pueden ser una influencia positiva), fel sitio AgWeek.com revela que los adolescentes aprenden a evaluarse a sí mismos en base a sus grupos de pares. Los miembros de estos grupos funcionan esencialmente como espejos, proporcionando opiniones importantes acerca de la conducta y personalidades de sus miembros. Los adolescentes que forman parte de un grupo con metas e influencias positivas pueden ganar confianza en ambientes sociales al aprender el valor de la cooperación para el beneficio del grupo.

Presión grupal

Los adolescentes que pertenecen a un grupo positivo, y comparten el sentido de pertenencia con sus miembros, a menudo tienen mayor capacidad de resistir la presión grupal negativa de fuentes externas que aquellos que son marginados. Estos adolescentes poseen un fuerte sentido de identidad, fortalecido por otras personas con mentalidades e intereses parecidos. En un artículo llamado "The importance of teen friendships" (La importancia de las amistades adolescentes), el sitio BodyandSoul.com.au sugiere que los padres ayuden a sus hijos adolescentes a escoger amigos o grupos de pares que tengan una influencia positiva en ellos. Para conseguir esto, los padres pueden ofrecerse como voluntarios en los grupos en los que sus hijos están involucrados y tratar de conocer a sus compañeros. Al conocer los grupos de pares de tu hijo puedes ayudarle a reconocer las características positivas y evaluar cuáles relaciones valen la pena ser desarrolladas.

Conexiones familiares

Aunque no siempre es evidente en el adolescente típico, él necesita tener un sentido profundo de pertenencia a su familia. El sentido familiar de un adolescente es la base para la pertenencia, y aunque durante la adolescencia puede pasar más tiempo con sus amigos que en casa, saber que siempre hay un lugar donde es totalmente aceptado y amado le brinda confianza. De acuerdo con Fabulous to Be Female, los preadolescentes y adolescentes que no se sienten conectados en su casa pueden buscar satisfacción de otras formas tales como las drogas, el alcohol, las pandillas y la actividad sexual. Promueve la pertenencia familiar en tu hijo comiendo juntos muchas veces a la semana y planeando una noche familiar en la que todos deban participar. Salgan juntos a restaurantes, tengan una noche familiar para películas o juegos de mesa. Escoge actividades que motiven la comunicación para que tu hijo entienda que sus opiniones son apreciadas y respetadas.

Vinculación negativa

Los adolescentes que no tienen un sentido de pertenencia de familia o amigos buscarán intimidad de formas no saludables. Como señala la doctora Laura Markham, del sitio "Aha! Parenting", el mayor predictor de qué tan temprano un adolescente se volverá sexualmente activo es el grado de cercanía que tiene con sus padres. Los adolescentes anhelan afecto y sentir que pertenecen, y aunque empiecen a experimentar con relaciones fuera de la familia y amigos cercanos, los padres necesitan seguir siendo la brújula moral de su hijos. Markham recomienda hacer saber a los hijos que pueden depender emocionalmente de sus padres hasta que estén listos para depender de sí mismos. Para conseguir esto, dale a tu hijo la oportunidad de tomar decisiones adecuadas a su edad independientemente de ti y apóyalo durante el proceso. El que muestres empatía y estés siempre listo para escuchar lo ayudará a reafirmar su sentido de pertenencia al tiempo que desarrolla la confianza en sí mismo.

Más galerías de fotos



Escrito por patti richards | Traducido por alejandro cardiel