La importancia de la participación del padre en la educación de la primera infancia

El Harvard Family Research Project define la participación educativa de las familias como las actividades que los padres realizan en casa y los ajustes de la primera infancia para apoyar directa o indirectaente el aprendizaje de sus hijos. La participación en el nivel preescolar tiene una serie de beneficios para toda la vida, como establecer la importancia de la educación y el desarrollo de una red de conexiones útiles. La participación de los padres en este punto crítico proporciona al niño un trampolín que hace que pasar a la escuela primaria sea una transición más tranquila.

Conexión en casa y en el colegio

Los padres que están involucrados en la educación de sus hijos crean una conexión entre el hogar y la escuela. Quienes participan junto a sus hijos están al tanto de los muchos aspectos de su día. En casa, son capaces de replicar y ampliar las actividades que su hijo experimenta en la escuela. Un padre astuto continuará donde lo dejó la escuela y tendrá un sentido intuitivo sobre lo que su niño podría necesitar trabajar para aumentar su competencia y confianza. Las ideas recogidas desde el aula dan la inspiración principal para las actividades en casa que coincidan con las tareas del aula. Los padres involucrados aprenden los nombres de varios niños en la clase de su hijo. Tienen un sentido de quienes son amigos de sus hijos, los que pueden estar causando los problemas y cómo va su propio niño en el grupo.

Asociación positiva

En los viejos tiempos, si tus padres aparecían en el colegio generalmente significaba que estabas en problemas. Pero para los niños cuyos padres se involucran regularmente en las actividades escolares, las visitas parentales son un complemento positivo al día del niño. Los maestros y el personal de la escuela agradece la asistencia con un sinnúmero de tareas que muchos padres pueden satisfacer fácilmente añadiendo también un nuevo rostro a la mezcla. En un nivel más profundo, la participación en esta capacidad muestra a tu niño y a su maestro que ves la educación como un aspecto importante de la vida, uno en que vale la pena participar.

Desarrollo

La educación de la niñez temprana es sólo el comienzo de la carrera educativa de tu niño. Involucrarte en un aula de clases te permite echar un vistazo al mundo de los niños pequeños. Podrías preguntarte por qué tu hijo no puede dibujar formas como Jennifer o habla tan claramente como James. Tomarse el tiempo para determinar objetivamente donde se encuentra tu hijo en su desarrollo es un factor clave para conocer y apreciar a tu hijo por quien es. Descubre sus fortalezas, intereses y áreas que necesita refinar. Si tu niño tiene dificultades con ciertos aspectos de su educación, es el momento ideal para discutir las preocupaciones con el maestro o con un médico.

Redes sociales

Establecer una red social es uno de los beneficios de la participación de los padres que no se debe subestimar. Los padres de otros niños de edad similar proporcionan consuelo, fuentes de información y relaciones familiares que pueden ser de por vida. Los niños son aptos para ser amigos de los padres que están sobre una base amistosa. Los contactos sociales entre los niños proporcionan seguridad cuando se producen transiciones, como al jardín de infantes. Un niño puede estar más dispuesto a unirse a un grupo o actividad si tiene un amigo dispuesto a participar. Los padres que están involucrados en la educación de sus hijos pueden engrasar los engranajes sociales para que sus hijos demuestren aberturas amigables.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea peck | Traducido por maria gloria garcia menendez