La importancia de la observación del maestro en el desarrollo del niño

Una vez que tu hijo comienza la escuela pasará muchas más horas con su profesor de las que pasa contigo. A medida que el maestro de tu niño aprende más sobre su estilo de aprendizaje y sus necesidades del aula, sus observaciones se convertirán en una herramienta de desarrollo de gran alcance que te ayudará a preparar a tu hijo para pasar al siguiente grado y más allá. La próxima vez que el maestro de tu hijo te llame, no temblarás esperando lo peor. En su lugar, abraza el tiempo para hablar de sus necesidades educativas de manera que consiga aprender lo máximo posible de su tiempo en el aula.

Niveles de desarrollo

Cuando un profesor pasa el tiempo viendo a tu hijo completar una tarea asignada, esto le da una información valiosa sobre dónde se encuentra en el desarrollo. Por ejemplo, una maestra de kindergarten podría ver cómo tu hijo sostiene sus lápices de colores para determinar si está listo para practicar su escritura a mano con un lápiz. Un profesor de secundaria puede observar qué tan buena es la comprensión informática de sus estudiantes antes de asignar un proyecto de investigación en profundidad. Cuando un maestro sabe exactamente lo que los estudiantes son capaces de hacer físicamente, puede adaptar a sus tareas de clase para asegurar que todos los estudiantes sean capaces de tener éxito. Al mismo tiempo, una clara comprensión de cómo los niños aprenden las habilidades académicas principales, tales como la adición de números o la lectura, le permite al profesor llegar a planes de estudio que respondan a las necesidades de todos los educandos.

Intereses y pasiones

Las observaciones le dan una pista a la maestra sobre qué exactamente le interesa a tu hijo. Los maestros más eficaces educan de acuerdo con un plan de estudios a la vez que incorporan los intereses del estudiante para conducir los mensajes académicos. Si un maestro se da cuenta de que varios de sus estudiantes están interesados ​​en los dinosaurios, ella podría escribir algunas historias de problemas de matemáticas que incluyan a dinosaurios o ella podría leer un par de libros de dinosaurios relacionados. Cuando tu hijo está participando activamente en el aula porque está muy interesado en lo que está enseñando el maestro, es más probable que aprenda, además de conservar lo que ha aprendido mucho más allá en el futuro.

Habilidades

Un maestro que presta mucha atención a sus alumnos se da cuenta de las habilidades en que necesitan trabajar más. Por ejemplo, si un profesor se da cuenta de que varios de sus estudiantes tienen dificultades para entender cómo restar, puede tomar tiempo adicional en el aula para ofrecer más instrucciones. Debido a que la mayoría de los modelos de planes de estudio se basan en el conocimiento del pasado, es esencial que tu hijo domine cada destreza a medida que se presenta de manera que esté dispuesto a asumir la tarea siguiente. La observación permite al profesor asegurarse de que tu hijo y sus compañeros están en un buen camino antes de iniciar una nueva lección.

Instrucción mejorada

El proceso de enseñanza es también un proceso de aprendizaje. Los maestros están constantemente cambiando la forma en que presentan los nuevos materiales de acuerdo a las necesidades de cada alumno, así como a la clase en su conjunto. Cuando los maestros observan a sus estudiantes que están aprendiendo y completando las tareas, ellos aprenden lo que funciona y lo que no. Esto mejora la instrucción porque los profesores pueden utilizar los métodos que tuvieron éxito nuevamente al mismo tiempo que eliminan los métodos que no funcionaron.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por enrique pereira vivas