La importancia de que los niños se alimenten sanamente

Físicamente, el cuerpo de un niño es diferente al de un adulto, aún así, puede ser difícil entender que un niño no es un adulto pequeño. Los niños que están en la etapa de crecimiento y desarrollo necesitan una nutrición específica. Incluso los adolescentes que siguen creciendo, sólo que a menudo en formas que no podemos notar. Es importante proporcionar una alimentación nutritiva a los niños para que se desarrollen y crezcan lo necesario.

Necesidad de nutrientes


Alimentarse sanamente es de vital importancia.

Los niños necesitan consumir nutrientes para y no sólo alimentos. De acuerdo con kidshealth.org, uno de cada tres niños en Estados Unidos tiene sobrepeso o es obeso. Los niños que consumen alimentos procesados en vez de frutas, vegetales y otros alimentos enteros suelen estar más propensos a tener problemas de peso durante su vida. Es vital que se alimenten sanamente. Si los pequeños no consumen los nutrientes necesarios porque los reemplazan con alimentos con alto contenido de grasa y azúcar, es posible que no sean capaces de desempeñarse de acuerdo a los niveles de su edad. Dado que el metabolismo de los niños funciona más rápido, estos necesitan consumir más calorías que los adultos. Sin embargo, es vital que las calorías que ingieren sean nutritivas.

Alimentos que deben evitar consumir


Consume vegetales, frutas y granos enteros en lugar de alimentos procesados.

El sistema inmunológico de los niños todavía no está desarrollado del todo, lo que los hace más propensos a las infección. Para evitar que los pequeños se enfermen, es muy importante saber cuáles alimentos añadir y cuáles no en su plan alimenticio. La mayoría de los alimentos procesados contienen azúcar blanca, harinas blancas, edulcorantes artificiales o colorantes de alimentos, que dado a su bajo valor nutricional, pueden hacer que el cuerpo se debilite. Por lo tanto, eliminar los alimentos procesados para consumir frutas, vegetales y granos enteros mejorará su sistema inmunológico.

Pautas generales

Es muy importante que los niños tengan una alimentación saludable porque se encuentran en crecimiento, tienen metabolismo rápido y sus sistema inmunológico no esta completamente desarrollado. Las calorías recomendadas y la energía promedio varía dependiendo la edad de los niños. Por ejemplo, los recién nacidos necesitan más de 859 calorías por día; los niños de 1 a 6 años de 1.300 a 1.800 diarias y los niños de 7 años de edad en adelante necesitan más de 2.000 calorías diarias. Sin embargo, estas son cantidades promedio, los niños que practican deportes suelen necesitar más calorías y energía. La cantidad adecuada de calorías par aun niño es la que permite que crezca como debe. Pero, todas las calorías deben de provenir de fuentes nutritivas.

Alimentación saludable


Los niños necesitan consumir la cantidad de carbohidratos adecuada para tener un buen nivel de energía.

La definición de alimentación saludable puede variar de persona en persona. Sin embargo, la mayoría de los expertos concuerda en que una alimentación saludable consiste en lo que comes y no en lo que dejas de comer. Por ejemplo, para el crecimiento y la reparación celular, se debe consumir mucha agua y suficiente proteína. Por último, la alimentación de los niños debe contener hierro, calcio y vitamina D para reforzar su sangre y huesos, así como zinc y magnesio para el sistema inmunológico. Todos estos nutrientes se pueden obtener mediante una alimentación rica en frutas, vegetales, cereales y carnes.

Variedad


Anima a tus hijos a comer distintos alimentos para que consuman distintos alimentos y obtener un equilibrio de nutrientes.

La variedad no es cuánto o qué tan seguido los niños consuman ciertos alimentos, es mas bien el rango de las opciones de alimentos que se consumen. Animar a los niños para que consuman diferentes tipo de de alimentos naturales es una buena manera para asegurarte de su ingesta de nutrientes esté equilibrada. En Estados Unidos, se le enseña esto a los niños después de que comienzan a comer cereales, frutas y verduras. Este es un buen principio que debes seguir durante toda la vida de tu hijo. Añadir frutas y verduras a los platillos principales sirve para asegurarte de que el pequeño consuma distintas vitaminas, minerales y fibra para facilitar su sano crecimiento.

Más galerías de fotos



Escrito por julie webb kelley | Traducido por yarzeth ayala