Importancia de la música y el movimiento en la educación de tus niños

Muchas personas piensan en aprender el alfabeto, los números y el reconocimiento de las formas en previsión de la educación infantil. Si bien éstos son muy importantes para que los niños aprendan, la música y la danza pueden ser útiles también. La incorporación de la música y el movimiento en la educación de la primera infancia, puede ayudar a los niños con el desarrollo, la interacción social y el desarrollo del lenguaje.

Primera infancia

La educación infantil, para niños de 8 años de edad y menores, es el comienzo de la experiencia académica de un estudiante. Este es un momento importante del aprendizaje y el desarrollo cerebral de los niños en la preparación para el resto de su educación. Reproducir música y moverse a su ritmo proporciona experiencias estimulantes para los niños pequeños y fomenta el aprendizaje en casa o en el aula. Los padres y maestros de niños pequeños pueden incorporar música y movimiento a sus rutinas diarias.

Desarrollo del cerebro

De acuerdo con la Asociación de Música y Movimiento de la Primera Infancia, el 85% del desarrollo del cerebro ocurre en el momento en que el niño cumple 3 años. Conforme los niños crecen, necesitan aprender actividades específicas que son importantes para su desarrollo. Por ejemplo, los niños pequeños comienzan a jugar, y seguir sus movimientos mientras estas actividades son parte del tiempo para aprender a caminar, también son esenciales para el desarrollo cerebral. Además, las actividades en casa o en el aula de preescolar, tales como aplaudir al ritmo de la música, o saltar en el tiempo a ritmo, estimula la función del cerebro y ayuda al cerebro para organizar pensamientos y comportamientos.

Idioma

El lenguaje tiene su propio ritmo, hablar un idioma con fluidez implica pausas regulares, se detiene y empieza en los lugares apropiados. Por ejemplo, la mayoría de la gente no habla en un flujo constante e ininterrumpido de palabras, sino que insertan pausas entre las frases, usan acentos y aumentan o disminuyen la velocidad total del habla. La música tiene un ritmo, y enseñar canciones que tienen ritmos y percusiones a los niños, o aprender a marchar al ritmo de una melodía, puede ayudar a los estudiantes a aprender el ritmo de conversación y mejorar sus habilidades de comunicación.

Tipos

Diferentes tipos de actividades de música y movimiento se pueden incorporar en la educación infantil. Canciones de enseñanza, como el "ABC" o "Si eres feliz y lo sabes", mientras se aplaude o zapatea, pueden enseñar ritmo y cadencia, mientras se aprenden nuevas palabras. Canciones que impliquen acción y gestos con la mano, que sigan la música, enseña a los niños no sólo el significado de algunas palabras nuevas, sino también a moverse y cantar al mismo tiempo. Otro tipo de actividades para su uso en el aula podrían ser el baile con cintas o pañuelos, jugar con pequeños instrumentos musicales, cantar canciones en las rondas, cantar durante la limpieza, marchar al ritmo, o imitar animales. Esto no sólo puede ser beneficioso académicamente, también mantiene a los niños en movimiento, que es bueno para sus pequeños cuerpos.

Más galerías de fotos



Escrito por meg brannagan | Traducido por daniel gómez villegas