La importancia de la lectura para los adolescentes

Los adolescentes que leen constantemente tienen un pasatiempo al cual se puede acceder fácilmente que estimula la imaginación y la función cerebral. La lectura expande significativamente la mente de un adolescente mientras le da una herramienta eficaz para mantener el estrés y el aburrimiento a raya. De acuerdo con el grupo nacional sin fines de lucro, "Reading is Fundamental", los adolescentes pueden escapar del ruido, la tensión y el aburrimiento a través de un libro. Ese escape puede convertirse en un hábito saludable que se mantiene de por vida.

Apreciacón por la diversidad

A través de la lectura, los adolescentes aprenden sobre el mundo y sus diferentes culturas. Los personajes inspiradores de novelas o artículos ayudan a los jóvenes a reconocer y desarrollar el respeto por la moralidad y la integridad dentro de las diferentes culturas. Peggy Gisler, Ed.S. y Marge Eberts, Ed.S., con FamilyEducation.com, aconsejan leer, ya que la lectura ayuda a los jóvenes a ampliar sus horizontes a medida que aprenden acerca de las personas de todo el mundo y los problemas que enfrentan. La lectura a menudo ayuda a los adolescentes a encontrar soluciones a sus propios problemas.

Alivia el estrés

La lectura es una actividad tranquila que calma los nervios naturalmente y proporciona una forma de relajarse de manera estimulante pero segura. Muchos adolescentes mantienen horarios agitados, con actividades académicas y extracurriculares. Tomarse tiempo regularmente para disfrutar de un buen libro ayuda a aliviar la presión y la ansiedad que proviene de los deportes y la escuela. "Reading is Fundamental" dice que los estudiantes que leen con frecuencia, por diversión, tienen mayores puntuaciones en dominio de la lectura, en comparación con aquellos que leen con menor frecuencia.

Desarrollando habilidades cognitivas

La lectura ayuda a los adolescentes a aprender nuevo vocabulario y desafían al cerebro a comprender las líneas argumentales, desarrollo de personajes y temas. Estas tareas estimulan las células del cerebro y el pensamiento cognitivo. La lectura durante los primeros años de la adolescencia aumenta las reservas cognitivas y la capacidad de la mente para defenderse de las enfermedades neuropatológicas tales como la demencia. De acuerdo con el Instituto Franklin, un museo de Filadelfia reconocido como uno de los centros de ciencias más antiguos dentro de la educación, los hábitos de lectura desarrolladas antes de los 18 años son un indicador clave de la función cognitiva posterior.

Escape

Los adolescentes desarrollan un amor por la lectura mediante la participación en las novelas dirigidas por una buena argumentación que crea un mundo lleno de pruebas, aventuras y emociones. La lectura de libros puede llevar a una curiosidad en la lectura de otros materiales, como artículos de noticias y editoriales. Al leer, los adolescentes experimentan el pensamiento con el lado derecho del cerebro, que promueve el análisis, la expresión, la intuición y la creatividad.

Más galerías de fotos



Escrito por kristen berry | Traducido por jose fortunato